lunes, agosto 08, 2011

El futuro de Venezuela sin Chávez

América Latina no aprende y sigue tropezando en la misma piedra. El poder de la burguesía se sigue asentando en la fuerza bruta de los militares, ante la imposibilidad de solucionar el grave problema que supone la miseria, la pobreza de la mayoría del pueblo. El líder de la Revolución Bolivariana, el presidente venezolano Hugo Chávez padece cáncer. Ante la gravedad de la situación, la burguesía venezolana se prepara, a pesar de que el candidato más claro para la sucesión es un militar, el general en jefe, Henry Rangel Silva, relacionado por el gobierno estadounidense como "apoyo material de los narcotraficantes", según afirma Moisés Naím en El País. Sin embargo, también habrá que tener en cuenta las relaciones de militares con los servicios secretos cubanos y con los propios integrantes de la familia Chávez, el séquito que vive al calor del poder. La oposición carece de medios para que nazca una democracia auténtica en Venezuela, donde los grandes yacimientos de petróleo y las multimillonarias ganancias que genera el narcotráfico o el blanqueo de dinero no alcanzan para llenar de alimentos necesarios a la población empobrecida de por vida, mientras se mantenga Hugo Chávez en el poder hasta el año 2031 como tiene previsto. Al final, el pueblo pierde por el populismo y la ambición del poder que genera grandes riquezas.

2 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

El populismo es un problema de falta de cultura que además ataca a quienes lo padecen.

Saludos.

Martín Bolívar dijo...

TORO SALVAJE: Efectivamente, lo peor es que el populismo constituye el método, repetido hasta el cansancio, de los gobernantes latinoamericanos, un nuevo ejemplo es el de Cristina Fernández de Kirtchner en Argentina.