lunes, febrero 11, 2008

El fascinante mundo de los domadores de pulgas

El domador de circos de pulgas fue el superhéroe de mis fantasías infantiles. Realmente no sé si existió o, si existe alguno en nuestros días. Me fascinaba escuchar las habilidades, minuciosas por cierto, del protagonista del espectáculo más grande del mundo con los bichos más pequeños y molestos del universo. Conocí las historias de los domadores de circos en varios libros pero nunca las ví en ningua película. Domadores de animales los hay muy buenos, como el chileno Alexander Joseph Jara, radicado en México donde muestra su espectáculo dominando con una varita de 60 centímetros de longitud a los feroces tigres blancos. En Chile está el circo ruso sobre hielo. Jorge Videla, profesor de Arte de teatro, en una Universidad de El Salvador, se precia de ser el promotor de la primera Escuela de Circo Latinoamericana. El circo del siglo XXI ha despedido a los antiguos personajes de la mujer barbuda, el hombre bala o los payasos enanos. El belga Dominique Kerignard sí que es un auténtico domador de pulgas y exhibe el ejemplar
más fuerte del mundo,
llamada 'Mimí', o la acróbata de los Andes, 'Zaza'. El escritor Nigel Barley en su obra 'El antropólogo inocente' cuenta la tierna historia de un domador de pulgas que reza ante el diminuto cadáver de una de una de sus discípulas. Pero para darle permanencia en la historia, el arquitecto mexicano Robert Shimizu, se ha dedicado a coleccionar millares de juguetes a lo largo de medio siglo, entre ellos un minúsculo circo de pulgas. ¿No es fascinante???.

4 comentarios:

entrenomadas dijo...

Pues sí. Lo he leído dos veces para asegurarme bien de la noticia.
Martín, gracias por tus palabras de cumple.

Un beso,

Marta

Isaac González Toribio dijo...

Fascinante e interesante. ¿Qué tiene el mundo del circo que tanto nos atrae? Quizás la vida bohemia y el mundo mágico al que te transporta, tan lejos de lo cotidiano. Yo fui sólo una vez al circo, de muy pequeño. Aún mantengo el recuerdo. Bonita entrada, Martín. Saludos

ava gardner dijo...

claro que sí! es fascinante y mágico!

beso!

Dinia dijo...

Es la ilusión de los extraño, diferente, lo que nos saca de nuestra cotidianeidad, lo que nos maravilla!

Gracias por tu coment en mi blog.