jueves, febrero 21, 2008

Tesoros robados

Si se pueden considerar retrógadas las declaraciones del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, sería una contradicción afirmar que sus argumentos siguen vigentes. Sin embargo, España sigue poniendo el pie encima del pescuezo a Latinoamérica desde 1492, año del descubrimiento de América, pasando por la invasión de multinacionales hispanas en la década de los años noventa del siglo pasado, hasta llegar a nuestros días en que las fotografías de los dos líderes políticos del bipartidismo español aparecen en grandes retratos, eso sí con banderas de Argentina y España, colgados de las calles porteñas. Son 300.000 votos de españoles residentes en Argentina, a los que se les pone mucho más atención que a los inmigrantes argentinos en la Península Ibérica, aunque entiendo que no se pueden mezclar cosas diferentes, a pesar de su similitud. Por otro lado, Argentina busca el tesoro robado, la sustracción de monedas antiguas valoradas en unos 700.000 dólares del Banco de la Nación, situado a apenas unos metros de distancia de la Casa Rosada, la sede del Gobierno nacional. Latinoamérica busca el tesoro robado de sus riquezas, de su cultura.

5 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Y el futuro se sigue escapando entre los dedos.

T S dijo...

hola amigo
es solo una informacion
me gustaria informarle que he bloqueado mis confidencias
ahora esta privada,porque hay personas que estan copiando mi arduo trabajo,y me molesta demasiado,por eso opte por la privacidad.
me gustaria que me diera su email para que le pudiera invitar a seguir leyendo mis confidencias siempre cuando quiera.
gracias por todo!

Ichiara dijo...

Y seguirá buscando...

Franziska dijo...

Me parece que, como afirmas, son dos cosas diferentes. En primer lugar, a nadie hace daño que se trate de conseguir el voto de españoles que viven en Argentina. En cuanto a las fotos de los candidatos, la verdad, en mi opinión es un dinero "malgastado" pues no creo que nadie decida su voto por el efecto de la imagen porque son personas más que conocidas y que estamos viendo todos los días en la televisión y en todos los medios.

Una pregunta: ¿has leído "Las venas abiertas de América Latina"? Te lo recomiendo. A mí, como española, me ha sido muy útil.

No sabía yo que en La Argentina les había pasado como a nosotros los españoles que durante la Guerra incivil perdimos o extraviamos todo el oro público del que nunca se eha vuelto a saber nada. Salió para salvarlo: nunca volvió.

Te recomiendo -si me lo permites, claro- que le prestes atención a las multinacionales y sobre todo a las empresas americanas e inglesas y otras europeas. En su actuación se encuentran muchas claves a tener en cuenta.

Un cordial y fraternal abrazo.

entrenomadas dijo...

Martín,
pues yo estoy de acuerdo contigo. Y en la parte que críticas a las empresas españolas, aún más. Vamos que hay para horas. Las invasiones son asquerosas, deplorables, crueles. Los españoles a menudo critican las ajenas pero se quedan mudos con las propias. No es mi caso, más bien al contrario.

Un besito

Marta