domingo, agosto 10, 2008

El vapuleado oro olímpico, corrompido

Argentina, a pesar de su profunda crisis económica, y Cuba, con una indecisa transición del poder de Fidel Castro a su hermano Raúl, logran las primeras medallas en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Son los primeros premios que recibe Latinoamérica que, en su conjunto, nunca ha tenido brillantes actuaciones. La economía, el dinero, domina el mundo y China no hubiera podido organizar este espectacular encuentro deportivo internacional si no fuera por el apoyo del vil metal y de los intereses económicos de los países ricos, nos guste o no, aunque hayamos disfrutado de la ceremonia inaugural impecable. Lo cierto es que en China todavía está vigente la pena de muerte y allá, tan lejos, se violan los derechos humanos. Pero la televisión nos hace olvidar la realidad y la propia historia contemporánea, con gran despliegue de medios tecnológicos y humanos para poder seguir de cerca las hazañas físicas más grandes de los seres humanos. En este comentario, como en tantos otros, se está rompiendo ese compromiso de no mezclar la política con el deporte, pero que le vamos a hacer, así están las cosas en este mundo cruel e hipócrita en el que, como siempre, los países ricos sacan pecho, para seguir luciendo más medallas.

5 comentarios:

soleil dijo...

Casi no quize ver la inauguracion... no puedo borrar la imagen que china tiene para mi... no me vendo con espectaculares muestras de talento y organizacion... es verdad1 los derechos humanos son los mas pisoteados...parecieran festejar la vida...pero su verdad es otra, y si... un mundo hipocrita en donde los fuegos artificiales ocultan la oscuridad de sus mas temidas sombras.

Waiting for Godot dijo...

Hipocrecía, has usado la palabra correcta. Besos

Dalva Maria Ferreira dijo...

Que decir... para mi no importa un p quien salta más o quien corre detrás de una pelota mas o menos. Pero comprendo que a la gente les interesa muchísimo esa pavada. Panis et circencis, amigo. Whatever...

Daniel de Witt dijo...

Hola. Tengo una noticia importante.
Si querés, pasá por mi blog.
Saludos.

migramundo dijo...

El poder de la fantasía es muy adormilante. Ahí tenemos, para ejemplo, el espectáculo espectacular de la jornada inaugural. Por un momento todos nos olvidamos de lo que acertadamente dices sobre China, gran y hermoso país, por cierto. Saludos.