miércoles, junio 02, 2010

Pasito de pulga en Cuba

Cuba da otro pequeño paso para aprender a andar en democracia respetando los Derechos Humanos con el traslado de presos políticos a destinos cercanos a sus familiares. Se ha seguido así la recomendación de la Iglesia Católica, en un país comunista.Es el paso de una pulga del que se espera llegue a ser, con el tiempo, una zancada de gigante para alcanzar al mundo moderno, para ponerse al día en lo que atañe al respeto de los derechos ciudadanos.

1 comentario:

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Cuba en los Derechos Humanos baila la guaracha...dos pasitos para adelante, tres pasitos para atrás. Ahora puede trasladar a los presos cerca de la residencia de familiares, pero siguen siendo presos de conciencia en su mayoría.

Aunque la jaula sea de oro, no deja de ser prisión. Saludos afectuosos, de corazón.