jueves, julio 31, 2008

Suceden cosas extrañas para que todo siga igual

Hace nada menos que 3.750 años en México ya se consumía el chocolate, mejor dicho lo consumían los jerarcas y las personas de alto prestigio social. El chocolate ahora, en 2008, es el petróleo, o el gran negocio de la telefonía que comanda Carlos Slim, el mexicano que se sitúa entre los hombres más ricos del planeta frente a la miseria de la mayoría de sus compatriotas que viven por debajo del umbral de la pobreza. En México, en Sinaloa, el crímen organizado asesinó a 67 policías y a más de 2.000 personas en lo que va del año. Joaquín 'El Chapo' Guzmán, el jefe del crimen organizado, justamente en Sinaola, escapó en 2001, de una prisión en un carro de lavandería y todavía sigue en paradero desconocido, y a sus guardianes un juez les condena, ahora, a 20 años de prisión. Si en el norte del subcontinente ocurren estas cosas, en Argentina, la cadena Fox decide retirar y censurar un capítulo de la serie Los Simpson porque se habla de la dictadura de Perón y de los desaparecidos, e inmediatamente aparecen los que quieren tapar las evidencias de la historia. Paraguay, uno de los vecinos más pobres de Argentina, con sus grandes diferencias económicas y sociales entre la población, ya tiene el visto bueno de El Vaticano para que el ex-obispo católico elegido presidente, Fernando Lugo, se desligue totalmente de la Iglesia católica y no sea considerado ni sacerdote ni obispo. Increíble, por ser la primera vez que el Vaticano toma una decisión de ese tipo. Con tantos pobres por todas partes, con jerarcas y gente de alto prestigio social como hace 3.750 años, no hay que extrañarse de que sucedan estas cosas tan extrañas, como siempre, para que nada cambie.

3 comentarios:

migramundo dijo...

Es una malsana distinción humana, compañero. Los camaleones son más naturales. Saludos.

MaleNa dijo...

Pasan cosas terribles en el mundo, cada día más lejana la palabra SEMEJANTES.

Un abrazo para que todo cambie, hasta el último segundo voy arañar ese sueño.


Buen fin de semana.


MaLena-

Ka-tica dijo...

no es que nada cambia, es q no cambia a una velocidad aceptable para nosotros!
nosotros que tenemos registros de cambios mundiales, nosotros que vamos a 1000 por hora y que estamos cansados de tener conocimiento y que no sea esto sinonimo de tener algun poder para cambiar todo lo que nos rodea!
Todo esto que sucede, cambia la historia absoluta e indudablemente!
solamente que no va a ser de la noche a la mañana!
=)