martes, julio 28, 2009

Nos devoran desde afuera

Éramos pocos y parió mi abuela, decía una amigo mío cuando un nuevo problema se añadía a un conflicto antiguo. Es lo que está pasando en América Latina. A la crisis hondureña, tras el golpe de Estado de hace un mes, se añade la denuncia de que Venezuela vendió armamento de procedencia sueca a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Fuentes del Gobierno venezolano salieron al paso diciendo que se trata de un
"show mediático".
El Tribunal Internacional de Justicia (TIJ), con sede en La Haya, trata cuatro casos de discrepancias relacionadas con límites fronterizos. Mercosur (integrado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) da un golpe de efecto aceptando la sustitución del dólar estadounidense por las monedas locales de cada uno de sus miembros. Habrá que ver en la práctica que efectos económicos positivos pudiera tener esa medida. En Latinoamérica parece que cada uno tira para un lado diferente y la integración del subcontinente parece cada vez más lejana. José Hernández, el autor del poema gaucho Martín Fierro lo tenía claro, ya en el siglo XIX: "los hermanos sean unidos...porque si entre ellos pelean los devoran los de afuera".

3 comentarios:

Aldabra dijo...

hay un refrán que explica muy bien esa situación:

"A río revuelto, ganancia de pescadores".

¡¡quie pena!!

biquiños,

Beatriz dijo...

Nuestra América despojada siempre de identidad. Nos han privado "el ser" y si continúan así ¿nuestros salvadores? dejaremos de "existir"
-Un abrazo que cruza el atlántico-

Waiting for Godot dijo...

Pero es que Chavez, no es hermano de nadie. Un beso.