viernes, abril 30, 2010

Los inmigrantes sufren las picaduras de avispas

Las picaduras de las avispas duelen mucho. Los estadounidenses son proclives a buscar siglas que al mismo tiempo designen el significado de una palabra, por ejemplo wasp, que significa avispa, inventada con las palabras white(blanco), anglo-saxon (anglosajón) y protestant (protestante). En Estados Unidos proliferan las ideas racistas sobre la superioridad de los wasp. El racismo y la xenofobia crece como bola de nieve en el país del Tío Sam, donde el sueño americano, la tierra de oportunidades para los que vienen de fuera, se ha convertido en una pesadilla y habrá que esperar mucho tiempo para despertar, según las acertadas palabras de Sabdiel Batista Díaz publicadas en Perlavisión. La ley antiinmigrante de Arizona (SB1.070) da luz verde a los grupos paramilitares xenófobos para custodiar la frontera de Estados Unidos con México de extranjeros indocumentados, lo que ha recibido la protesta inmediata del país azteca, Guatemala y San Salvador. En España, país de acogida por antonomasia de latinoamericanos ha habido una vuelta a casa, en 2009, de 26.537 ecuatorianos, 20.079 bolivianos y 11.713 argentinos, que han contrarrestado el aumento de marroquíes y rumanos. En Miami a los inmigrantes cubanos se les denomina exiliados y y se percibe un cambio en las nuevas generaciones del flujo migratorio, con opiniones incluso que estiman que el embargo a la isla caribeña beneficia al régimen castrista. Las picaduras de las avispas duelen mucho, más de lo que se supone, para quienes la sufren en carne propia, según la BBC.

1 comentario:

DanteBertini dijo...

gracias por los datos...aquí han optado por aquellos supuestamente más domesticables; creo que el cambio no los favorecerá: justicia poética.