jueves, mayo 06, 2010

Post para no leer ni comentar

El presidente Evo Morales vuelve con las nacionalizaciones de empresas foráneas en Bolivia, fundamentalmente multinacionales españolas. Y es justo, en cierta medida que lo haga, ya que si la primera conquista española fue a tiros de arcabuces, ésta segunda es a golpe de firma de talonarios de las multinacionales hispanas. Pero, ahora bien, hay que tener en cuenta que las empresas aterrizan en los países latinoamericanos porque se firman convenios bilaterales en los que cada parte defiende sus intereses. Las inversiones de esta naturaleza suponen un esfuerzo económico del que son incapaces de afrontar los países más desfavorecidos. Como muestra vale un botón, y en la Argentina el servicio de telefonía estatal era un desastre; caían cuatro gotas y se estropeaban todos los teléfonos. Con la llegada de Telefónica de España ya no hubo averías. Es evidente que las empresas tienen que tener ganancias importantes no sólo para poder sobrevivir sino también para vivir en un mundo cada vez más competitivo y con usuarios que demandan cada vez mejores servicios. ¿Será positivo el futuro de Bolivia con la decisión de Evo Morales?. El tiempo lo dirá.

1 comentario:

Dalva Maria Ferreira dijo...

Asi es. El tiempo lo dirá.