jueves, marzo 27, 2008

Un mendrugo de pan cae como una gota de llovizna


La felicidad es como una gota de llovizna (orvallo en portugués) posada sobre el pétalo de una flor viene a decirnos el músico brasileño Antonio Carlos (Tom) Jobim, autor de 'A garota de Ipanema', 'Samba de una nota sola', 'Insensatez' o 'Desafinado' y creador de la bossa nova. En esa síntesis maravillosa de su poesía afirma que la tristeza no tiene fin, contradiciendo la teoría de que los ricos son felices y los pobres viven sumidos en la tristeza infinita, tocados apenas por una gota de llovizna, esos integrantes del llamado 'Club de la Miseria' , para los que ya se ha escrito un libro con ese título. Para el presidente de la Comisión Europea del Parlamento Europeo, Josep Borrell, el hambre adquiere un nuevo rostro, con los supermercados atestados de productos alimenticios
inalcanzables
para el bajo poder adquisitivo de los ciudadanos. Los precios de los alimentos suben como el hambre. En la tierra de Jobim se reserva el derecho de admisión a los españoles de forma recíproca con los viajeros del país europeo, frenando la emigración desde los años ochenta del desempleo y la crisis económica. Para salir de la pobreza, en algunos casos como en Argentina, es peor el remedio que la enfermedad con el aumento de impuestos a las exportaciones que afectan a los productores de alimentos y producen desabastecimiento de productos de primera necesidad. Un mendrugo de pan es una gota de llovizna, la felicidad del pobre parece la gran ilusión del Carnaval, como decía Jobim.

4 comentarios:

Dalva M. Ferreira dijo...

Assim é a coisa. Um abraço forte desde São Paulo, Brasil.

MaleNa . la porteña dijo...

Es así y es tremendo.
El maestro Jobim plasmó en sus canciones la gente de la calle por eso su música tiene una triste alegría.

En nuestro país siguen dividiendo a la gente (dispersa y gobernarás), y todo es infinitamente feo para los que aún solemos mirar la realidad.

Te abrazo fuerte y gracias por la valentía de decir.


MaLena.


Pd. Ahora entro a tu casa de un salto , estás en los links. No te enojes.

LUIS AMÉZAGA dijo...

La felicidad se mide con la capacidad de aunar posibilidades y pretensiones. La pobreza es tener una antena parabólica y el tejado agujerado.

Waiting for Godot dijo...

Es triste como va todo Martín, lo importante es mantener la esperanza y ayudar a todo el que podamos y esté en grave situación. Muchos besitos.