martes, agosto 11, 2009

Payaso y dueño del circo


El presidente de Venezuela, Hugo Chávez es un experto en desenterrar el hacha de guerra. Me recuerda a los niños traviesos del barrio o de clase que siempre generan conflictos. Su anuncio tremendista de un posible conflicto bélico porque Colombia ha propuesta permitir concesiones militares a Estados Unidos no es ni más ni menos que una cortina de humo para tapar las denuncias confirmadas de que Venezuela ha vendido armamento fabricado en Suecia a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) relacionadas con el narcotráfico. Aclaro que rechazo facilitar labores militares a los estadounidenses, de todas formas. A río revuelto, ganancia de pescadores tras el enfrentamiento entre el norte y el sur americano. Ya se confirmará, en poco tiempo, que la guerra ha sido sólo una amenaza. Chávez es el prototipo del maltratador, posiblemente haya recibido en carne propia los maltratos, un tipo de educación de que la letra con sangre entra que crece en Latinoamérica, según alerta Unicef. Los abusos del Ejército mexicano, al igual que en los cuarteles latinoamericanos de los que ha mamado Chávez, son producto de su sociedad machista. A Chávez, además de ser un payaso disfrazado de dictadorzuelo, le gusta manejar el látigo para dominar a los leones para convertirse en el dueño del circo y brindar espectáculo , con golpes de efecto bien estudiados, para permanecer en el candelero.

3 comentarios:

fgiucich dijo...

También Hitler era un payaso disfrazado de dictadorzuelo y así le fue al mundo. Abrazos.

Aldabra dijo...

Payaso y dueño del circo, con éste título ya se resume todo cuanto puede decirse.

Lo peor de todo no es que haya personas como él, que todos sabemos que en este mundo de locos cabemos todos, lo tremendo es que haya PERSONAS QUE LE SIGAN Y QUE LE APOYEN. ESO ES LO TERRIBLE. Porque si nadie le bailara las agua él no iría a ninguna parte ni tendría nadie para quien hacer el espectáculo y el circo cerraría.

Y sobre la foto: no pudiste haber encontrado una mejor, no tiene desperdicio: el gesto en la boca de prepotencia y como diciendo: "aquí mando yo"... Y EL LORO... bueno, bueno... ¿qué más podremos llegar a ver?

biquiños,

Centrillon dijo...

buenas guapo!
gracias por tu comentario y por los animos

tienes un blog interesante! te seguire leyendo

un besazo