viernes, enero 22, 2010

"La casa de nadie"

Latinoamérica se nutre de los mitos de la prosperidad, la justicia y la tolerancia. El mexicano Fabricio Mejía Madrid es un clarividente que expresa, a través de conceptos tan claros como el agua, su visión sobre el subcontinente en el suplemento 'Babelia' del diario españo 'El País?. Fue desigual pero se imaginó abundante, corrupta pero creyó en la Justicia y fue violenta pero practicó la convivencia. Su esplendor y su supuesto prestigio no fue otra cosa que castillos en el aire de sus ciudades imaginarias como El Dorado, Paititi o la Ciudad de los Césares. Todo lo bueno ya sucedió y el futuro no es nada más ni nada menos que el declive. Fueron llegarndo los justicieros, desde El Zorro, en adelante, entre pasamotañas y las máscaras de los presidentes que promueven su reelección impidiendo una democracia auténtica. América Latina sigue siendo, en definitiva, la casa de nadie.

7 comentarios:

Recursos para tu blog .:*:. Feripula .:*:. dijo...

Hola Martín, reportándome desde la Latinoamérica argentina.

Mucho para pensar del artículo de Fabrizio Mejía Madrid.
Autocrítica? No sé. Somos testigos y protagonistas de una realidad compleja. Es imposible despegarnos. Quisiéramos mirar de lejos ( como cantaba Serrat... intentando ver más claro...).
Miro lo que pasó en Chile, y da qué pensar. En principio, que la derecha y la izquierda se sienten a conversar, cosa que me parece perfecto.
La salsa, y no la buena...sino la que intoxica..., está claramente visible en Argentina. Lo que sucedió en enero es atroz. No el hecho de la discución sobre la deuda externa y los poderes del "ejecutivo" sino la incapacidad para desligarse de la "pequeñez" de espíritu que no sólo carcome y enlentece absolutamente TODO, sino que no permite asirse de un modelo adulto de política que DE VERDAD nos permita crecer. No sólo como latinoamericanos sino como individuos de siglo XXI.

Mitos habrá siempre. Es la parte aniñada que sostiene un modelo a alcanzar.La mitología entrelaza verdad con irrealidad, y eso es parte de la subjetividad del SER humano.(Quien no tiene su pequeño mundo Disney en algún rincon del corazón?)

El problema es que los que gobiernan...LOS QUE GOBIERNAN pretenden tener la varita mágica, sin el consenso y trabajo aunado, adulto, responsable y, sobre todo, consecuente de una planificación seria a largo plazo.Esto es lo que necesitamos. Mirar hacia adelante.
Y cabezas hay.
Se puede.
Se quiere?
Basta de improvisar, por favor...

El panameño Rubén Blades ha dicho que la "salsa" no es un estilo ni un género, sino un concepto. Es justo el mito de la diversidad que convive, que improvisa la existencia, que no la planea, sino que le da un cauce para fluir.

Clarísimo.
Un abrazo!!!

Martin Bolivar dijo...

Feripula: estás llena de criterio, sentido común, y eres una persona inteligente. Puedo aportar, desde mi modesto punto de vista, que coincido en todo contigo, pero lo que nos hace falta es democracia auténtica, libertad y tolerancia de opinión. Todavía faltan algunas cosas imprescindibles. Te agradezco tu interesante respuesta al comentario.

la-de-marbella dijo...

Desde luego Martin tienes razón. Has tocado los tres principales pilares que se necesitan para salir adelante: democracia, tolerancia y libertad. Aunque tambien me parece muy acertado y brillante el comentario de Feripula. Saludos

RECOMENZAR dijo...

Gracias por pasar y dejar el rastro de tu sabiduria. Lo dicen tus letras y la unión de ellas que cuando te leemos nos hacés pensar en lo que
no
queremos
besos y graciassssssssssss

Susy dijo...

Cierto, querido Martín. La independencia y organización social, la construcción propia individual de los pueblos es algo que hay que saber elaborar con valentía y paciencia sin culpar a foráneos de sus carencias y desdichas y al margen de la lengua que se hable o se haya heredado.

Un abrazo muy fuerte de alguien que conoce bien y ama América Latina.

Waiting for Godot dijo...

He quedado muerta ante tanta verdad. Un beso.

Estrella Altair dijo...

Properidad, justicia y tolerancia, ja, ja, ja, no es sólo patrimonio de America latina... es que aqui.. en España es la clave de lo que nuestro presi llama Alianza de Civilizaciones,ja,ja, ja.

Saludos