martes, julio 17, 2007

Las luces y sombras de la emigración

Escapan o huyen. Los emigrantes pierden cosas, personas, lugares comunes, para acceder a un mundo mejor, en una estampida por motivos políticos o económicos. Desesperados, suelen ser engañados, dejando toda su fortuna en el intento. Un grupo de colombianos llegó a pagar 5.000 euros por traspasar una entrada secreta en el Aeropuerto de Barajas, en Madrid. Las redes de explotación sexual se aprovechan de mujeres latinoamericanas, les pagan el pasaje ofreciéndoles trabajo en España, pero en realidad la promesa se hace realidad en un club de alterne donde se ejerce la prositución. Al llegar a la Península Ibérica lo primero que tienen que hacer es entregar el pasaporte y, en ese momento, se transforman en esclavas que deben pagar la deuda contraída. Los varones latinoamericanos son
engañados
con trabajos ilegales en el gremio de la construcción. Sin embargo, hay emigrantes con suerte, como Quino, el argentino creador de Mafalda, residente en España, que celebrará en París su cumpleaños número 75. Los jugadores de fútbol latinoamericanos le dicen adiós a la pobreza si es que tienen el privilegio de ser elegidos para formar parte de la liga europea. El presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, anuncia que los nietos de emigrantes españoles en México obtendrán la nacionalidad de sus antepasados. Algunos escapan o huyen y otros tienen mejor suerte, a pesar de que tienen que emigrar, obligados a buscar lo que no les ofrece su tierra natal.

5 comentarios:

migramundo dijo...

Se puede aceptar que la vida lo vapulee a uno, al fin y al cabo es una lucha por la supervivencia; pero lo inaceptable es que tus semejantes te corten el camino y, encima, te puteen. Hermoso post, compañero. Saludos y gracias por tus visitas y tan elogiosos comentarios.

Donbeto dijo...

En lo que va del año más de 400 emigrantes "económicos" de México y Centroamérica han muerto al pasar la frontera de los EEUU.
No sabemos nada sobre ellos. Muchas veces ni el nombre.
No sabemos nada de sus deudos.
Anomia vergonzante.
Saludo

Martín Bolívar dijo...

migramundo: es verdad que te pueden hacer maldades, pero lo peor, lo más bajo, es que te lo hagan los tuyos.
donbeto: Realmente es vergonzante que ocurran en Estados Unidos, donde sus líderes hipócritas se vanaglorian de ser una tierra de libertades cuando es todo una mentira.

[La otra agenda] dijo...

Inspirador post y muy buena la selección de enlaces como apoyo.

Qué bueno este "Rancho Latino", cada vez te leo más...
David

Jluis dijo...

La cara y la cruz no tienen porqué estar tan lejos una de la otra. Lo que las hace irreconciliable son los apaños de quienes juegan con el destino de los demás.

sobrecogedor post el tuyo, amigo.

Un saludo