jueves, julio 19, 2007

Mal sabor de boca

Hay ciertas noticias que dejan un mal sabor de boca, especialmente cuando se relacionan con la violación de los Derechos Humanos. El Tribunal Superior (TS) español estima que el ex militar argentino Ricardo Miguel Cavallo, acusado de genocidio, terrorismo y torturas en Argentina, deberá ser juzgado en España. Francia pide la extradición de otro ex militar, el panameño Manuel Antonio Noriega, acusado de lavado de dinero, y que está preso en Estados Unidos por narcotráfico. Honduras, El Salvador y Guatemala encabezan el triste ranking de homicidios, más de 40 por cada 100.000 habitantes. El mal sabor de boca se vuelve repugnante.

6 comentarios:

Angie Sandino dijo...

este tipo de "personas" no merecen juicio, no hay nada que juzgar, es demasiado evidente que merecen penas máximas por el daño que han causado destrozando familias y pisoteando los derechos humanos...

Un beso!

Jluis dijo...

Y mientras la frustración se nos acumula en la garganta, en otras partes del mundo entrenan a niños para torturar, secuestran muchachas y muchachos, planifican el tamaño de la piscina según las cajas de minas antipersona vendidas este mes...

Quién sabe!, Quizá en un tiempo leamos como se disputan quién ha de juzgarlos por ello.

Un abrazo.

mariposa violeta dijo...

Hola, muchas gracias por tu visita.
Por desgracia, este problema de la violencia cada dia se 'naturliza' y nos indignamos menos. Vivimos la violencia a distintas escalas.

Trabajo con mujeres violentadas y ese apenas es el pequeño reflejo de un problema estructural bastante arraigado en nuestra soiedad.

Tu blog me gustó mucho, nuevamente muchas gracias por la visita, prometo regresar.

Un abrazo desde mexico.

Mónica. dijo...

Hoy es muy tarde, pero prometo mañana visitar tu blog con más detenimiento.
Solo quería agredecerte tu comentario en el WUB.
Bsss. desde uruguay.

FZeroX dijo...

Con respeto al primer comentario, yo creo que sí merecen juicios justos, ser confrontados por la evidencia y condenados por ellas. Ellos violaron las instituciones, y deben ser juzgados por estas mismas instituciones que despreciaron en su momento.

Además, lo de Francia es fantástico, esta gente debería salir de una cárcel de un país, para ir directo a otra, hacer un gran peregrinaje por cárceles de todo el mundo.

Martín Bolívar dijo...

angie sandino: es decir que la ley sea lo más dura que tenga que ser para ponerle una pena a estos depravados.
jluis: es tremenda la incertidumbre que nos depara el futuro si las cosas siguen así. Sin embargo, hay ejemplos de que sigue existiendo la justicia para condenar a los que abusan del poder y violan los Derechos Humanos.
mónica: te retribuyo los bsss desde España de un argentino.
fzerox: que la justicia se globalice es positivo.