lunes, noviembre 10, 2008

Las epidemias de la esclavitud, la deslocalización y la globalización

Son las nuevas epidemias que acechan, como si no hubiera pocas. La esclavitud, en pleno siglo XXI, existe y sigue vigente, aunque usted no lo crea. Un millón y medio de personas se humillan en Latinoamérica ante el trabajo forzado a cambio de poco dinero. No sólo se produce este fenómeno en la prostitución. No son ajenos al problema los sectores de la agricultura, la tala de árboles, la minería o la construcción, sin olvidar a los inmigrantes indocumentados. Todo por engrosar las ganancias de las multinacionales o los bolsillos de empresarios miserables que se aprovechan de la globalización. En la Cumbre de 21 países, a celebrar el próximo fin de semana, seguramente se abordarán algunos temas para afrontar la crisis financiera globalizada, pero se desconoce si se analizará el trabajo forzado y las deslocalizaciones. Lo más probable es que se hable poco de temas de interés ciudadano y se comenten más las posibles medidas para reflotar a bancos y compañías financieras que han estafado a troche y moche. Si la globalización puede llevar a un mundo gris y en España, integrada en la Unión Europea (UE) crece el fantasma de la deslocalización, ¿qué podemos esperar que ocurra en la frágil América Latina con las nuevas epidemias económicas?.

13 comentarios:

DB dijo...

se hundirá todo y no pasará nada...

LUIS AMÉZAGA dijo...

A las barricadas. Suma y Sigue

darkmanburt dijo...

Uf esto de la esclavitud en America Latina tiene para muchos post, di que si, tela que cortar. Prometo ponerlo en mi agenda y postear una entrada sobre ello.

Te agrego a mis favoritos si me lo permites.

Un saludo.

migramundo dijo...

Es cierto lo que dices. Hay un desequilibrio tremendo, paradójicamente cuando menos y teóricamente debería haberlos. Pero también, en el fondo, todos somos un poco o un mucho esclavos, en función de las necesidades artificiales que nos creemos. Hay quien, sin embargo, no puede siquiera ser artificioso, como implícitamente apuntas. Saludos.

Auxi dijo...

Sin duda, y por desgracia, aun existe la explotación laboral, y es que este tema da para largas conversaciones, ojalá algun día podamos dejar de hablar de estos temas, porque se hayan solucionado

un saludo

y gracias por tu vista a mi blog, con tu permiso agrego el tuyo a mis vistas obligadas

Alatriste dijo...

Gracias por visitarme, compañero, pues eso me trajo hasta tu interesante blog.
Veo que eres un hombre comprometido y eso es estupendo. Ojalá hubiera más gente así.
Un abrazo y que te vaya bonito.
Salud y suerte.

Eli Zubiria dijo...

Lamentablemente la esclavitud aún no se ha abolido. Y no sólo en Latinoamérica...

lully desnuda dijo...

Cruel realidad que nos muestra con oscuridad profunda que no sólo en China y en la India se ven situaciones infrahumanas.

Un abrazo con sensibilidad desde Medellín, Colombia!

Oldboy dijo...

Siendo justos en España crece el fantasma de la deslocalización porque no ha sabido "aprovechar" los tiempos de vacas gordas para ser mas productivos (por ejemplo no se ha sabido invertir een I+D o educación en los tiempos de bonanza).

Tiempo atrás España era quien "recibia" las deslocalizaciones de las fabricas que estaban en Alemania u otros puntos de la Europa de vanguardia, pues en su momento eran la mano de obra más barata, ahora no son baratos y no hay mas que ofrecer.
...
Realmente creo que la injusticia no es la deslocalización sino que las condiciones minimas de trabajo no sean internacionales.

Guachapeli dijo...

Existe, pero creo que hay menos que hace un siglo, y más que dentro de un siglo.

Entre todos lo logramos

entrenomadas dijo...

Impecable análisis el que haces.
Ahora mismo lo pondría en la primera pagina de un periódico. Lastima que no tenga uno, lastima que no lo lea todo el mundo.


Un beso,
Marta

Conciencia Personal dijo...

Me duelen estas verdades de la frágil América Latina. Me desgarra la miseria y los rostros sin esperanza.El México profundo está allí...

Un abrazo en la nostalgia.

Florencia Rocío dijo...

América Latina debe unirse y hacer un cambio rotundo, pero esto es todo un proceso, que nosotros debemos y necesitamos hacer.

Muy bueno como siempre, este es un espacio que tiene conciencia.

Saluditos!