jueves, diciembre 18, 2008

Falta consenso contra los agravios

En la pandilla del barrio no hay un líder definido y la Policía está mejor organizada. Desde Cuba, Raúl Castro se acerca, con el apoyo del presidente brasileño, Lula da Siva al Grupo de Río, el órgano política de consulta más relevante de la región. El presidente, Felipe Calderón, cambia su estrategia geopolítica y se suelta de la mano, antes tendida hacia los Estados Unidos, el indiferente vecino del norte. El diario mexicano El Universal editorializa que México le jala las barbas al gobierno estadounidense. El presidente venezolano, Hugo Chávez, pierde popularidad en su territorio, según las encuestas que reflejan que el 60% de los venezolanos rechaza la reelección del mandatario con una modificación de la Constitución, como pública El Tiempo desde Colombia. El Grupo de Río ha conseguido mayor consenso que el fracasado intento de conseguirlo por parte del alicaído Mercosur, de la Unión de Naciones Suramericanas, del Banco del Sur y de la Revolución Bolivariana. Mañana (viernes) mismo puede que se invente un nuevo organismo. Mucho ruido y pocas nueces. Las presidentas de Argentina y Chile viajarán a Cuba en 2009. De las flores del camino no se salvan las espinas de los presidentes del Perú, Alán García, y de su homólogo el colombiano Álvaro Uribe, ambos reticentes al Grupo de Río. En la pandilla del barrio no hay un líder definido y la Policía, Estados Unidos y la Unión Europea, especialmente España, sigue los pasos de las diferencias. Dicen algunos que 'Divide y vencerás' y, otra vez, resucita el gaucho Martín Fierro, afirmando que 'Los hermanos sean unidos, ésa es la Ley verdadera, porque si entre ellos pelean, los devoran los de afuera", con esa filosofía popular del poeta argentino José Hernández. Consenso es lo que se echa de menos contra los agravios.

1 comentario:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Gracias por todo.