viernes, diciembre 14, 2007

Un perfume que huele a tufo


No me creo nada de nada. Llega a Argentina el actor español Antonio Banderas y su mujer, la estadounidense, Melanie Griffith, para promocionar un perfume solidario que ayudará con la recaudación de las ventas a un hospital pediátrico en el país suramericano. Los astros de la gran pantalla seguro que no han hecho el viaje gratis para ser recibidos por la flamante presidenta argentina, Cristina Kirchner. Ni tampoco perderán dinero, con toda seguridad, y se alojarán en un hotel de lujo, degustando los platos suculentos que no podrán probar
en toda su vida
muchos niños argentinos incluso cuando lleguen a ser mayores. Antes que ayudar a un hospital pediátrico, a bombo y platillo, deberían de haberlo hecho en el anonimato. Antes que colaborar con un centro sanitario pediátrico como inversión de corte seudosolidario, que promociona las ventas y facilita la ganancias multimillonarias (con euros en España y dólares en Estados Unidos donde son conocidos estos ídolos del celuloide), deberían eliminar la desnutrición infantil. Antes que nada, la presidenta de Agentina debería buscar fórmulas para eliminar las desigualdades, para terminar con la pobreza, para impedir la facilidad con que personajes como Antonio Banderas o Melaine Griffith se conviertan en
aves carroñeras
que promuevan aumentar, aún más, la brecha entre ricos pobres. No me creo nada. Como tampoco me creo las declaraciones de la presidenta argentina, que niega la ayuda económica de Venezuela a la campaña electoral, contradiciendo a las pruebas de un fiscal estadounidense y al FBI. Mejor haría Cristina Kirchner en escuchar la sugerencia de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) que demanda que se terminen las desigualdades, de una vez por todas. El perfume de Antonio Banderas huele a tufo, tanto como el de Cristina Kirhner.

11 comentarios:

Guillermo Pardo dijo...

Yo tampoco me creo nada, pero hay ricos que parecen sentirse culpables y de vez en cuando sueltan unas perras para expiar su culpa. Mientras sigan haciéndolo quizá algunos logren llevarse algo a la boca. Saludos.

aplacetoreturn dijo...

Cristina va a hacer el camino opuesto a Arnold y Reagan, ella después de Presidente quiere ser actriz, para regodearse con la crème de la crème de Hollywood, ya hemos visto cómo le gustan los flashes, el glamour y el aplauso fácil.

Lo de Antonio y Melanie no termina de convencerme, pero al menos es más de lo que otras rutilantes estrellas del firmamento Hollywood (tipo Britney, Paris o demás) hacen, así que aunque no sean dignos de elogios, al menos hacen más que la mayoría, que hace nada.

Lo que sí es preocupante es que se juntaran con la loquilla reinante tan cerca del escándalo de las valijas voladoras, ¿Antonito querrá ser asociado a Hugaso?, en el imaginario popular, Antonio está convalidando la relación al no criticar estas cosas como Sans en Miami, por más que Banderas de política sepa nada.

Es increíble cómo los gobiernos "progresistas" son los que más atraen a estas estrellas filántropas, que no quieren caer del candelabro, porque estas actitudes trascienden uno o dos millones más que en sus mundos ya son irrelevantes.

Félix dijo...

Se puede ser solidario por generosidad o por sentirse culpable, pero HAY que ser solidario.

Venía a devolverte la visita a mi blog y me encuentro con tus opiniones demoledoras. Estoy de acuerdo contigo en muchas cosas, pero tengo que añadir que son demasiados los problemas a solucionar: si ayudamos a los niños que pasan hambre no ayudamos a los que necesitan hospitales, y viceversa. Por algún lado hay que empezar, y si es por un hospital, pues bien, es un primer paso.

Por otro lado, defiendo a los actores. No lo hacen gratis ni viajan a pie, vienen en plan lujo y recepción oficial, pero vienen. Tú y yo no vamos. Ellos podrían quedarse en su piscina o en su yate, pero vienen y eso, de alguna manera, ayuda a obtener dinero y remover conciencias. Si yo fuera a Argentina no se enteraría nadie, pero va Banderas y todos hablamos (y recordamos) que hay niños que necesitan hospitales y pasan hambre.

Un pasito es un pasito, un granito es un grano. Menos es nada.

Makiavelo dijo...

Martín, bien rápido que eres confeccionado post’s, perdona que en algunos vaya a remolque, y con la lengua fuera.

Veo , que le tocaba el turno a Antoñito, mira que me cae bien el actor. Sé que está ayudando a mucha gente en España.
El hospedarse en hoteles de lujo siempre me llama la atención, costumbre que también practica el amigo Al Gore que tanto defiende la ensalada de tomate y lechuga.

Antoñito, por amor al arte no va a renunciar a la rentabilidad que le pueda reportar las ventas de su perfume, pero si va a encontrar grandes beneficios fiscales haciendo donaciones.

Kris tendrá que ir de puntillas antes de que cacen a la gallina venezolana, la metan en la olla con agua y la pongan a hervir para que cante.

Saludos.

leo dijo...

Hola:
Yo creo que, aunque aprovechen para darse publicidad con ello, al menos hacen algo. Sé que es hipócrita, que hay mucha gente que hace cosas en la sombra, sin buscar reconocimiento, pero es cierto que al menos hacen algo.
A mí también me impresiona el contraste: riquezas, hoteles de lujo, perfumes para ayudar a gente que nunca podrá probar nada de eso.
Un abrazo, Martín.

Lully dijo...

Desde mi blog: Reflexiones al desnudo
Lo cierto es que muchos famosos tambiién lo hacen por evitar impuestos pero vale desde cualquier punto de vista, lo interesante es contribuir con algo por los menos favorecidos.

Te dejo afectos desde mi alma!

kary dijo...

Hola venía a devolverte tu visita y me encontrado con tu blog y me encanta, tienes toda la razón del mundo con este tipo de gente, aunque haya mucha gente que no opine como tú, seguro que al final buscan algo ya nos enteraremos dentro de un tiempo; ruedan una nueva peli allí??? o cualquier otra cosa, pero yo pienso que sí que huele a TUFO.
Besos

Franziska dijo...

Banderas y su mujer han amasado ya una fortuna increíble y el dinero les llega limpio a través de su trabajo en el cine y seguramente por ingresos publicitarios. Si me permites, yo voy a defender, en parte, la actitud de esta pareja. Es cierto que de su buena imagen siempre sacarán provecho pero también es cierto que hay otros muchos con tanto dinero como ellos y, sin embargo, no muestran ninguna generosidad.

Si es generosa su postura o no, se pondrá en evidencia enseguida. Si se ocupan después de que el hospital de pediatría reciba los fondos suficientes para que siga funcionando. Estoy segura de que tú te mantendrás informado. Ya nos lo dirás.
Saludos cordiales.

DULCE dijo...

Hola Martin!!!!
Vine a devolverte la visita a mi blog.
Desconocia lo que has expuesto en el post....suelo ser mas que naif.
En fin, com se ha escrito, un pequeño paso es mejor que nada.
Acuerdo con el post de Franzisca y espero ansiosa mas informacion.
Seguramente, los medio la daran a conocer.
O tu, en algun post posterior.
Te mando un besote
Dulce

Waiting for Godot dijo...

Qué descarada esta mujer, es peor que el marido, mira que negar lo evidente. Besos.

entrenomadas dijo...

Yo no sólo no me lo creo, es que me espanta tanto teatro hipócrita.
Ya vale!!!, que con una colonia no se borra del mapa la injusticia.
Apuntemos a los culpables y después ponme colonia si quieres.
Ufff, que me pongo de un genio....

Besos, Martín