domingo, enero 20, 2008

La escoria que viene de lejos

La agrupación 'ultra' Democracia Nacional ha conseguido el visto bueno del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) para organizar una movilización racista "contra la escoria que viene de lejos", y que había sido prohibida previamente por la Delegación del Gobierno de la capital de Reino. La sentencia del TSJM arguye que la consigna se refiere a los delincuentes extranjeros. Más allá del argumento del Alto Tribunal, se puede considerar que contradice los postulados del Estado de Derecho, ya que existe la propia Justicia para juzgar a los delincuentes e imponerles una pena, o bien, garantizar la presunción de inocencia y conceder la libertad a los presuntos delincuentes cuando es que no se encuentran pruebas. Del enriquecimiento que se obtiene de las mezclas de culturas puede hacer méritos el Gobierno de Brasil, que conmemora el centenario de la llegada de inmigrantes japoneses y que ha servido, incluso, para reforzar las relaciones bilaterales en los ámbitos comerciales, culturales y tecnológicos. La juventud brasileña le da un buen ejemplo a la Vieja Europa de la que forma parte España.

4 comentarios:

Fernando dijo...

Se me ha peresentado desde hace un tiempo la oportunidad de ir a trabajar a España, ganado mayor dinero. ni siquiera lo he considerado, se presumen desarrollados estos machistas, racistas y maltratadores de animales.

Anónimo dijo...

Lleno de prejuicios te veo, amigo Fernando. Y te atreves a hablar de racismo... Triste y desesperanzador tu comentario, desde luego

Martín Bolívar dijo...

fernando, te pido respeto. Estás hablando por boca de ganso, generalizando tu opinión en hechos aislados. Hace 21 años que vivo en España, antes residí en Buenos Aires donde nací, y lo que dices es mentira. Te pido que no insultes, la próxima vez que lo vuelvas a hacer eliminaré tu comentario. Coincido con anónimo, gracias por tu aporte.

migramundo dijo...

Me parece que no hace falta ir tan lejos para encontrar escoria, muy propia, por otra parte, de los lugares donde hay actividad. La pretendida perfección de algunos no es más que el síntoma más evidente de su debilidad. Muy bueno el título,compañero. Saludos.