viernes, enero 25, 2008

La identidad del extranjero

Qué importancia tiene saber de dónde vengo si más importante es saber qué pienso y cual es mi comportamiento. Dice Paul Ricoeur que la identidad, que es uno mismo (mi identidad), es también lo que me asemeja otro, lo que me hace idéntico, según subraya el crítico de televisión del grupo mediático Vocento, José Javier Esparza, quien estima que ha sido una verdadera pifia el programa de Televisión Española 'Hijos de Babel', dedicado a músicos inmigrantes. En su opinión, dicho programa ha tenido una audiencia escasa, con sus casi cuatro horas aburridas de emisión que no aguanta nadie aunque, más que nada, ha sido porque desde un punto de vista antropológico la presencia del compatriota, del paisano despierta mi identidad (uno mismo) por encima de lo que me asemeja a otro, descartando una actitud racista o xenófoba. Concluye que a un programa de esas características no hay nadie que lo levante como la biblíca torre de Babel. Me parece, en mi modesta opinión, que el crítico se ha pasado de la raya, justificando la falta de comprensión, de empatía, hacia el que procede del extranjero. No debería olvidar el columnista que fueron millones los españoles que se integraron, en el siglo pasado, y se mezclaron con las poblaciones latinoamericanas, hasta tal punto que se emitió un programa de televisión en el subcontinente bajo el título de 300 millones y que el Gobierno español promociona, de manera oficial, la emisión internacional Canal 24 horas, sin que se conozca su audiencia. Sin embargo, el programa dedicado a músicos inmigrantes ha tenido un punto de partido equivocado, la duración exagerada, que casi llega a las cuatro horas, que nadie la aguanta. Queda la duda de porqué no se hicieron bien las cosas y se comenzó con un tiempo adecuado de emisión y propio de mantener la atención de los televidentes.

10 comentarios:

Meli dijo...

Oye, qué interesante, pero si me parece un poco extraño... pensaron que ganarían mucho dinero o tenía el programa un fin cultural??

Eifonso Lagares dijo...

Un progarma con semejante duración es difícil por no decir imposible su éxito.
Un saludo

Lully dijo...

Desde mi blog: Reflexiones al desnudo
"No debería olvidar el columnista que fueron millones los españoles que se integraron, en el siglo pasado, y se mezclaron con las poblaciones latinoamericanas". Qué bien que lo recuerdes, y, nosostros los latinoamericanos somos una mezcla multiple de quienes vinieron otrora a descubrir estas tierras. En cuanto al programa, no lo he visto pero con decirme que tiene 4 horas, me parece agotador.

Te envío besitos amistosos desde Colombia!

Ichiara dijo...

Qué bien que justifican algunos... es impresionante la verborrea que trabajan para llegar a conclusiones tan absurdas. La planificación del programa ya era demencial, y el interés por el mismo ídem. Se ve que cubrían el compromiso político que le corresponde sin dedicarle el esfuerzo que merecía. LLevamos varios años con el bodrio de mira quien baila, un programa que se publicita hasta la exageración y al que le han añadido todos los ingredientes para que funcione (en cuanto a audiencia).

La tv pública debería poner el acento en la educación y la formación de la ciudadanía, y con Hijos de Babel lo tenían a huevo para acercarnos otras culturas musicales. En el conocimiento está el encuentro, pero ellos (el crítico tampoco) no se han enterado aún.

Un beso.

kooka dijo...

personalmente no me gustan nada los críticos ni su trabajo.
un saludo.

Meli dijo...

Hola!! Es un poco extraño lo que cuentas ¿era o es un show de tv pensado para lograr un alto rating, o para hacer algún tipo de "formación cultural"?

HOMERO dijo...

La identidad es un derecho humano esencial. Todos tenemos derecho a ser reconocidos en nuestra individualidad; pero también como miembro de un grupo cultural homogéneo o diverso. Me apunto al último, por que en realidad no hay grupos sociales homogéneos. Todos tenemos procedencias diversas; a pesar de ser de tal o cual lugar. Por lo mismo; la identidad del extranjero es forzada. ¿Extranjero en relación a qué; en relación a quienes? No es un problema de legalidad; las leyes ya resolvieron eso. Es un problema de cultura; de modelos abiertos a un intercambio, a un respeto y promoción de las culturas diversas. Unidad en la diversidad. La lógica mas sensata en aceptar que no hay "razas humanas" solo hay una: la Humana. Un abrazo. H.

dull dijo...

A pesar de todo me hubiera gustado ver y sobre todo estar mas pendiente de todo lo que pasa por alla.
Por suerte tu nos tienes al tanto.

Francisco O. Campillo dijo...

Recuerdo lo del "300 millones". Era un verdadero pestiño. No me creo los sentimientos que se "promocionan" desde organismos oficiales. Los sentimientos tienen que aflorar desde nuestro propio interior. Y luego, dejar que cada cual se exprese como mejor le plazca.
Nosotros compartimos una lengua, y una Historia, que a veces nos une y otras nos separa. Ahora, lo importante será mirar al futuro y aprender a convivir sin extridencias. No es fácil.
Un abrazote.

Makiavelo dijo...

Con el programa han intentado congraciarse con el que viene de fuera.
Buenas las intenciones, pero mal planificado. Una pena.


Saludos.