viernes, febrero 05, 2010

Motivos para llorar

Los argentinos tienen motivos para llorar, en primer lugar, por la muerte del escritor y periodista Tomás Eloy Martínez, a los 75 años en Buenos Aires, a causa de un tumor cerebral. Exiliado por las dictaduras militares de los años setenta, fue capaz de hundir el bisturí en las agitadas aguas de la vida política argentina, a través de novelas sobre los protagonistas actuales y desde los últimos 60 años, con las obras "La novela de Perón
 (1985) y "Santa Evita" (1995) que fue traducida a 60 países. Un recuerdo emotivo para el más leído y el más traducido. Pero las lágrimas también empañan la visión de los argentinos ante el anuncio británico de explotar el petróleo marítimo de las Islas Malvinas, que los ingleses reconocen como Falkland Island. Y los medios informativos juegan, rememorando el conflicto bélico de 1982 entre ambos países. La realidad es que barcos civiles argentinos, al parecer, intentarán bloquear los accesos a las plataformas submarinas. Como siempre, decisiones fuera de lógica, para que no sirvan para nada, en un país que no funciona.

4 comentarios:

la-de-marbella dijo...

otra vez!!!La bella albion siempre tan a proposito

Dante B. dijo...

Otra escapada hacia adelante!
Otro oprobio, otra vez escuchando cómo los europeos se burlan de los se "ayá"?

Aldabra dijo...

como las Malvinas quedan lejos de Inglaterra pues no importan los destrozos.

biquiños,

Martin Bolivar dijo...

la-de-marbella: efectivamente, es el estilo british, el dominio mundial de la economía desde Londres.
Dante B: el pez gordo siempre se come a los más pequeños.
Aldabara: Exacto. Las guerras y las batallas que traen miseria, lo más lejos posible.