jueves, agosto 17, 2006

Nadie llora por la muerte de un dictador que ha desaparecido

Nadie llora por la muerte de un dictador, pero mucha gente llora por los que mandó matar. Poco hemos progresado si sigue habiendo dictadores, al menos desde la época del Imperio Romano. Más de lo mismo. En Perú acusan ahora al ex-candidato presidencial Ollanta Humala de homicidio y tortura cuando era militar. El presidente mexicano promete diálogo. En Puerto Rico detienen a un grupo de cubanos que habían escapado de su país y serán devueltos a la isla caribeña. Dictadores, malos gobiernos y gente que tiene mala suerte cuando se escapa de la miseria o de gobiernos que no les satisface. ¡Qué tristeza!...

2 comentarios:

Nuria y Jose dijo...

haz tal y como has leído con nosotros: mira al cielo y mira la gran bola naranja por la noche. En muchos años no se ha visto nada igual y los proximos en verlo llegarán en 100 generaciones. Quizas no significa nada, pero quizás si. quien sabe. un saludo

Hugo Denis dijo...

Yo creo que poco a poco vamos progresando. Hace unos años las dictaduras militares y los tiranos gobernaban la mayor parte del mundo. Hoy abominamos de eso y percibimos la democracia como el sistema menos malo. Los dictadores se van muriendo, de viejos...