viernes, agosto 04, 2006

Una realidad complicada

Colombia, México y Brasil encabezan la triste lista de países con mayor número de periodistas asesinados. Es lamentable. El país azteca está convulsionado por las movilizaciones de los opositores al presidente recientemente elegido, dejando una mala imagen al exterior que no sirve para nada. Más allá de las fronteras, en los Estados Unidos, existe la preocupación por la educación de los jóvenes hispanos. Por otro lado, Japón endurece la política migratoria hacia los inmigrantes latinoamericanos. Una realidad complicada.

6 comentarios:

Ernesto dijo...

Con respecto al Japon el comportamiento es muy parcial, si bien concuerdo en general con politicas que incentiven el aprendizaje del idioma, si lees el articulo recordaras que los inmigrantes latinos en Japon en su mayoria son nikkei o "nikkei bamba" llamados bansei (via adopcion a los 30 y picos años de edad).
No creo que ellos solucionen mucho sus problemas con solo medidas como las propuestas, deberian permitir a la par el ingreso de gente sin koseki, pues la poblacion nikkei que quiera ir no es tanta, y capaz haya quienes no les importe el aprender japones y todo eso, pero por esa barreras Japon pierde una oportunidad.

Me acuerdo que en Peru a principios de los 90 Japon era la moda para irse y abundaron las adopciones de adultos y matrimonios de conveniencia (asi como convenientes partidas de nacimiento falsificadas), la gente se operaba los ojos y cambiaba sus apellidos por el sueño japones....

Luego en la tele vi como contaban sus desventuras en Japon y lo que querian era recuperar sus apellidos, recomiendo enfaticamente leer Si, mi abuelo era japones

Segun tengo entendido el modelo canadiense es el mejor, sera cierto eso?

Martin Bolivar dijo...

Gracias por tu interesante comentario, documentado con Si, mi abuelo era japonés. Agradecido por visitar mi página, seguiré visitando la tuya. Un cordial saludo.

Abril_de_otoño dijo...

que realidad mas complicada vivimos todos, en cada lugar donde vivimos,
a veces nuestras realidades son tan distintas y terminan en casio lo mismo, la muerte , la verguenza, e irremediablemente la destrucción,

yo sigo confiando en que podemos ser mejores.....

beso.

Fuego Negro dijo...

el mundo ,para nosotros,los pobres,es cada vez mas ajeno


salud y mas que suerte

Fernando dijo...

Que le encuentro mucho de razón a los japoneses, y que me perdonen mis hermanos peruanos, pero nos llevan una buena ventaja con la diversión.
Saludos

Sin Azúcar dijo...

Gracias por visitar mi blog :o)
No tenía idea sobre el tema de los inmigrantes latinos en Japón...