sábado, octubre 14, 2006

El banquero de los pobres también ayudó a los latinoamericanos más desfavorecidos

El banco rural Grameen (aldea) y su fundador, el economista bengalí Mohamed Yunus, reciben el Premio Nobel de La Paz y todo el mundo coincide en lo acertado que ha sido el veredicto del jurado. Las teorías económicas de Yunus fueron puestas en la práctica ayudando con microcréditos a personas sin recursos económicos, de los cuales el 15% han beneficiado a latinoamericanos. Yunus invertirá el millón de dólares que recibirá por el premio en la construcción de un hospital y de una planta elaboradora de alimentos para pobres. Su ejemplo ha recorrido el mundo. El ex presidente peruano, Alejandro Toledo, por su parte, asegura que la pobreza constituye una amenaza para la democracia. Como siempre todo queda en el inútil mundo de las palabras que pronuncian los políticos y que se contraponen a la cruda realidad.

6 comentarios:

Nacho dijo...

Lo de M. Yunus es una de esas noticias que lees en el periódico y te ponen una sonrisa de satisfacción.

Cosa que en estos tiempos que corren difíciles se echaban de menos.

Enhorabuena, Yunus.

Abril_de_otoño dijo...

creo que es una noticia que hace bien
que la gente espera y entiende
de esas que vale la pena publicar,

felicidades para el y para quienes son beneficiados...

cariños desde aca



abril.

Michelle dijo...

comparto la alegría de este premio de la Paz, sobre todo cuando la Paz tiene como base el movimiento de acciones que son por y para otros como lo hace Yunus¡¡ Saludos desde el Testigo.

Entradalibre dijo...

hooolaaa

org@smo dijo...

Que bien que hacen noticias así...

Veremos...

Un beso y mil más...

mi-tacua-uy dijo...

Tu dices que todo queda en el inútil mundo de las palabras. Pregunto, ¿por qué en lugar de que los políticos hagan algo, no lo hacemos nosotros mismos? Yunus es un claro ejemplo, muy alentador.
Cada uno puede cambiar el mundo!!!!

Por cierto, mi nombre es Mariana (mujer), así que en todo caso sería románticAAAA, lo cual no comparto, al menos en el sentido que me parece que lo dijiste. Toda mujer es en el fondo una romántica.