lunes, octubre 30, 2006

Lula en Brasil y Evo en Bolivia son la esperanza de los más desfavorecidos

El triunfo de Lula da Silva, reelegido presidente en Brasil, puede abrir una brecha, que sirva como ejemplo, para la defensa de las clases más desfavorecidas en Latinoamérica, a pesar de la diferencia del idioma pero con la proximidad que contagia la vecindad. Muy cerca de allí, diez petroleras se rinden a los pies del presidente boliviano, Evo Morales, y aceptan las condiciones de la nacionalización de los hidrocarburos. El talento del empresario guatemalteco Juan José Gutiérrez permite que logre traspasar las fronteras de su país, con su empresa familiar alimenticia, compitiendo contra otras transnacionales del sector en los Estados Unidos y en España. La educación preescolar en América Latina sube al podio entre los países en vías de desarrollo, según un informe de la organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Otro informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) alerta de la desesperanzada búsqueda de trabajo por parte de los jóvenes latinoamericanos, con un desempleo juvenil que ha crecido un 23% en diez años en la región. La ONU alerta de alto porcentaje (40%) de los latinoamericanos que llegan 'sin papeles' a España. El futuro es lo más preocupante, aunque siga inquietando el presente.

5 comentarios:

mariodonoserra dijo...

se te olvida, BACHELET en Chile, la Michel tine toda una agenda de proteccion social.

te invito a visitar mi ultimo post.

un abrazo.

Dilaca dijo...

Están ocurriendo causalidades... sí CAUSALIDADES....en América.... Ojalá se alce América Latina por encima de sus dolores pasados y actuales.

Clarice Baricco dijo...

Lamentable que en mi país no tengamos un presidente así.

Saludos

pedrodelcanto dijo...

COMUNICADO

Conclusiones del Encuentro Internacional
“Proyecciones de la Lucha Revolucionaria en América Latina”



La dominación imperialista es altamente inestable. Como en la Historia de todos los grandes Imperios, en su momento de mayor decadencia es cuando se vuelven más bestiales. La solución militar de toda la política es un claro síntoma de descomposición de los imperialistas.

Así tanto en Irak como en Afganistán se encuentran en una situación de estancamiento donde además de ir perdiendo paulatinamente consenso internacional se han topado con formidables fuerzas populares que resisten efectivamente la invasión.

Las heroicas milicias del Hizbullah propinaron un duro revés militar a la aventura del sionismo israelí en El Líbano. La República Islámica de Irán y Corea del Norte continúan con su plan de desarrollo nuclear a pesar de las amenazas norteamericanas, haciendo gala de soberanía y cohesión nacional.

En tanto en América Latina los yanquis intentan volver a retomar las riendas, contrarrestar las iniciativas bolivarianas y abortar el despertar de los Pueblos.

Por eso es que no sólo por principio, sino fundamentalmente por cuestiones de estrategia los revolucionarios organizados en nuestra Patria Grande estamos obligados a coordinar nuestras luchas y construir una estrategia de derrota continental al Imperialismo.

Todas las organizaciones revolucionarias tienen el deber histórico de prepararse para repeler eventuales avanzadas de los yanquis en nuestro continente, tienen que prepararse para defender los espacios que hemos ido conquistando y que los yanquis pretender boicotear y aniquilar.

En este escenario es que las organizaciones reunidas en el Encuentro “Proyecciones de la Lucha Revolucionaria en América Latina” hemos llegado a un acuerdo general para materializar un proceso de solidaridad, intercambio y cooperación entre los sectores revolucionarios del cono sur de nuestro continente.

Este proceso se sostiene en términos generales en el carácter y contenido anti imperialista de nuestros proyectos políticos, en la certeza de la necesidad de la unidad latinoamericana y del carácter socialista de las transformaciones que proponemos en nuestras sociedades dependientes, explotadas y empobrecidas.

Manifestamos nuestra solidaridad militante con quienes en todos los rincones del mundo resisten y combaten frontalmente al imperialismo y sus lacayos de todo pelaje. Saludamos y apoyamos a la insurgencia colombiana, al movimiento campesino e indígena en Bolivia, Perú, Paraguay y Ecuador, a los trabajadores, pobladores y estudiantes en Argentina, Chile, Uruguay, en fin, a todos los que no concilian con el sistema dominante y sus administradores y buscan tumbarlo por los más diversos medios de lucha.

Condenamos y rechazamos todo tipo de intervención imperialista en nuestros países, así como a quienes servilmente le abren las puertas. En particular, este Encuentro rechaza enérgicamente la reciente aprobación en el Congreso peruano la flexibilización constitucional que permite el ingreso de personal militar extranjero, situación que va de la mano con las bases militares que pretende instalar el imperialismo norteamericano con la firma del tratado de libre comercio.

El internacionalismo exige hechos concretos, y no sólo declaraciones, eventos puntuales o actitudes festivaleras, por eso es que hemos acordado iniciar y fortalecer prácticas de trabajo conjunto de corto, mediano y largo plazo, para aportar al fortalecimiento y desarrollo de la organización y lucha popular en el continente.

Mas que generar apresurados referentes o estructuras centralizadas, nuestra opción es implementar iniciativas concretas para cualificar el intercambio político ideológico, la formación de cuadros políticos y sociales, y la difusión de la idea y la acción revolucionaria a través de medios de comunicación de alcance regional, como un aporte a las tareas internacionalistas desde un espacio de trabajo continuo, reconociendo y valorando la existencia de otras iniciativas y el aporte de estas.

Junto a esto, consideramos un deber buscar vías de coordinación para materializar la solidaridad con las luchas de los pueblos en nuestra América, así como de defensa y apoyo a quienes enfrenten la prisión política o la persecución de los Estados y sus aparatos represivos.

Asimismo, nuestra total solidaridad con los prisioneros de guerra del imperio y sus aliados, que resisten y luchan en los diversos países de América Latina y el mundo.

Hemos acordado realizar nuevos encuentros específicamente en el Hemisferio Sur del continente, de acuerdo a las condiciones locales de cada país. En esta dinámica se podrán ir sumando organizaciones que compartan el carácter y contenido de esta iniciativa.

ENCUENTRO CONO SUR




COMANDANTE UNO SALE DE LA PANTALLA

ESTA MUY BUENO TU BLOG ESCRIBE COMANDAnte de los pobres
uno adios

Prismatico dijo...

y en Mexico? Fecal perdon Calderon, bueno creo que ese indice no bajara ni subira es una lastima, espermos y el pueblo logre salir del estancamiento y la gente no tenga que salir de sus lugares de origen!!