miércoles, octubre 25, 2006

Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago

El respeto de los derechos humanos es todavía, al día de hoy, una asignatura pendiente en algunos países de América Latina. Los hechos, en la mayoría de los casos, cubren a las palabras huecas y sin sentido. Desde Chile se denuncia la violación de los derechos humanos en México y, sin que mucho se entienda, el presidente del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de la Organización de Naciones Unidas (ONU) es un mexicano, Luis Alfonso de Alba, quien cuestiona la falta de "equilibrio geográfico" de dicho consejo. La verdad es que no se entiende, ni siquiera lo que sucede en la localidad mexicana de Oxaca. Los Estados Unidos son otro claro ejemplo de violaciones de los derechos humanos, según la denuncia del ex presidente Jimmy Carter, que se suma al documento de una película.En Venezuela se calcula que han sido asesinadas más de 100.000 personas a manos del hampa desde que Hugo Chávez es presidente, un mandatario que ya ha perdido credibilidad internacional. En definitiva, se siguen proclamando consignas a través de buenas palabras con la mano izquierda pero se sigue dando con el mazo con la derecha para perpetuarse en el poder. De esta forma, sigue vigente aquello de "A Dios rogando y con el mazo dando" o "haz lo que yo digo pero no lo que yo hago".

2 comentarios:

Eddy dijo...

hola. un gusto volver a visitar tù casa.bueno esto de los derechos humanos,quien entiende esa palabra en estos tiempos,sì parece que en todas partes,la selva se vino al cemento........un abrazo

Alex Lagos dijo...

Que lata que sigan ocurriendo estos hechos. Después todos se lavan las manos y se llenan la boca hablando por los DD.HH.
Salu2.