viernes, noviembre 03, 2006

Penetración de la televisión árabe e invasión de la industria automotriz china

El poder y el dominio de la comunicación es primordial en un mundo globalizado, aunque siempre, por su puesto, por detrás de la economía. La cadena árabe Al-Jazeera se asienta en Buenos Aires, con su sede en el barrio porteño de Retiro. Lucía Newman que trabajó antes para la CNN se hace cargo de la delegación para el cono sur en la capital argentina, lo que no deja de ser una preocupante competencia para los medios informativos locales. Los chinos, por su parte, avanzan con su industria automotriz en Chile y Brasil. Mientras tanto, los expertos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) afirman que los países latinoamericanos deben reducir sus deudas exteriores con el fin de amortiguar la vulnerabilidad a la crisis financiera. La economía marca el paso, como se afirma al principio, porque ya lo dijo Francisco Quevedo aquello de poderoso caballero es Don Dinero. El poder latino se refuerza con el triunfo de la cantante colombiana Shakira y del grupo puertorriqueño Calle 13 en los Premios Grammy Latino entregados en Nueva York. Aquí la música fue invasora y conquistadora en territorio extranjero.

8 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

El dinero ya es una criatura que en poder ha superado a su creador.

flor dijo...

No sabía lo de la cadena Al Jazeera. La verdad que no sé si preocuparme o alentarlo... después de todo, a partir del pluralismo se constuye la democracia. Si CNN tiene sede en Arg, por qué no tendría que tenerla la cadena árabe?

Respecto a la deuda externa, nunca terminaremos de pagarle a los bonistas y inversores privados extrajeros... el BID no entiende que para hacerlo tenemos que morir de hambre y pobreza todos aquí dentro. Quizás así les sirva más, un país destrozado bien cerca de conquistarlo.

Lamentable, martín, lamentable...

Nacho dijo...

¿"peocupante competencia"? La competencia sólo debe preocupar cuando un mercado es débil y quiere mantenerse en esa debilidad.

El principal perjudicado: el consumidor, la sociedad.

La competencia nunca es mala si los Estados saben cómo aplicarla en cada economía.

Lo que si es preocupante es que no haya competencia -el monopolio- porque la economía se estanca y se empobrece el país.

Un saludo.

El Padrino69 dijo...

"Los expertos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) afirman que los países latinoamericanos deben reducir sus deudas exteriores con el fin de amortiguar la vulnerabilidad a la crisis financiera"
Eso esta dificil ya que los mismo grandes paises no se conduelen de los mas pobres, ademas aunke crezca supuestamente la economia los impuestos estan acabando conb el pueblo.

Martin Bolivar dijo...

luisamézaga:una buena frase la tuya que el dinero supera aún a sus dueños.
flor: un país destrozado define muy bien la actual situación del asunto.
nacho: el mercado siempre lo domina el más fuerte aún en un mercado débil.
elpadrino69:lo que comentas sobre los impuestos es que no hay un reparto digno y justo de la riqueza. La responsabilidad de los compromisos de la deuda externa la tienen los gobernantes de los países deudores que pactaron las condiciones. Evo Morales apretó a las petroleras y subieron el porcentaje de sus utilidades a devolver a las arcas bolivianas.

MrHetfield dijo...

Es verdad...demasiadas...mas de las que pense que entrarian en un pequeño lapso de tiempo...

Pipiolex dijo...

Acá Torre de Control...
¿Cómo está el tiempo en las alturas?

Saludos

El Cuaderno de Bitácora dijo...

Muy buen análisis el tuyo y en pocas palabras.
Me parece que los chinos están invadiendo a todo el mundo por igual...ya no caben en su propia tierra y son miles de millones! Los arabes también invaden por otras razones y ya están en todas partes...
Habrá que cuidar que no saquen a los autoctonos de sus propios paises mas bien..!!
Por otro lado es válido que haya emigración, globalización etnica y cultural...es el destino del mundo y siempre lo ha sido, esté de acuerdo el que lo esté..para allá vamos todos!
Ojalà sea para el bien de todos!
Un gran saludo!