domingo, febrero 18, 2007

La izquierda asume el compromiso de no defraudar

A pesar de todo, la izquierda entronizada en los altares de los gobiernos latinoamericanos asume el gran desafío de no defraudar. Una nueva desvalorización del bolívar, la moneda venezolana, ordenada directamente por el presidente plenipotenciario Hugo Chávez, confirma aquello de que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. La medida económica de quitar tres ceros al valor monetario ya lo utilizaron, con un
fracaso rotundo,
países como Brasil, Perú, Bolivia y Argentina, donde la devaluación de la moneda llevó directamente al nefasto 'corralito', que restringió las cantidades de dinero que se podían retirar de los bancos. Según el periodista español Francisco R. Figueroa, lo que ha hecho Chávez es comparable con lo que hicieron en su día, los desaparecidos gobiernos intervencionistas de la antigua Unión Soviética. La historia juzga con el paso del tiempo, aunque ya hay
predicciones
para el régimen comunista de Fidel Castro en Cuba, país en el que las remesas de los cubanos residentes en Miami constituyen el seguno recurso económico de la isla, se estiman que suman unos mil millones de dólares al año, y se sitúan después del turismo y por encima del azúcar. Se baraja la tesis, incluso, de que Miami podría cumplir el papel que tuvo Alemania Occidental en la reunificación del país germano. Así las cosas, pasan muchas cosas en América Latina, fundamentalmente por el giro hacia la izquierda de gobiernos radicales y moderados, comprometidos ambos en el desafío de no defraudar a los latinoamericanos que depositaron su confianza en los votos, a pesar de todo, incluso con las diferencias entre el presidente de Brasil, Luiz Inasio da Silva que acusó al presidente venezolano Hugo Chávez de atentar contra la democracia. Que no cunda el pánico, como dijo alguien, con la esperanza de que las enseñanzas de la historia redunden en el criterio y en el sentido común de los gobernantes del subcontinente.

4 comentarios:

Victor Hormazabal dijo...

Me asusta un poco la idea de que la izquierda ultrafanática siga obteniendo más poder en Latinoamérica. Con el Sr. Chavez que más que presidente es estrella de televisión y el Sr. Morales, con su nacinalismo extremo, y con Ollanta Humala con su racismo en Peru y aunque no es presidente, instaló muchas ideas en el pueblo perunao....
No se, espero que no sea tan grave como me imagino y que no sea motivo de conflictos internos entre latinoamericanos, aunque hay muchas posiblidades de algo asi....
Un abrazo a la distancia
Corresponsal en Polonia

Daniel de Witt dijo...

jajajajajajajajaja. Los cubanos de Miami como la Alemania Occidental del pasado, jajajajajajajaja.
Que esperen sentados los gusanos. Si alguna vez Miami deja de existir, la Revolución Cubana todavía permanecerá allí, incólume.
Un abrazo.

Martin Bolivar dijo...

victor hormazabal: tu incertidumbre es real, porque se pueden encontrar soluciones teóricas, pero a la hora de la verdad lo que importa, lo más importante, es lo que suceda en la práctica.
daniel de witt: quién iba a decir, antes de 1989, que iban a desaparecer los países miembros de la antigua Unión Soviética o de que se iba a reunificar Alemania?. Creo que nadie.

Terror Clown dijo...

Creo que el hecho de no querer defraudar es para que no crean que la causa esta perdida, ya que en hechos es realmente dificil lograr soluciones, ya que se preocuparón de figurar y no de gobernar.

Interesante blog, lo vistare más seguido.

Saludos