sábado, febrero 17, 2007

Que reine la felicidad

Eso es, que reine la felicidad durante un par de días. Es Carnaval. Con estas palabras, el alcalde de Río de Janeiro, César Maia, dio el pistoletazo de salida a una de las fiestas más populares del mundo, aún a costa de que no les alcance el dinero a los pobres para acceder a los mejores sitios del Sambódromo. Para que reine la felicidad, unos 30.000 policías cariocas están listos para actuar ante los demmanes del desenfreno del Rey Momo.
El destape y la gozadera
llegan a Panamá. En Ecuador, con el tradicional desfile alegórico de burros, hay un operativo policial con un millar de coches patrullas preparados, además de otro millar de motocicletas y 24 ambulancias. En Bolivia, donde se proclama la fiesta con visos de diversidad, anuncian el estado de alerta para contrarrestar las "travesuras" del 'Niño' y el presidente Evo Morales hace votos "para que nos vaya bien" en la celebración del festejo de La Pachamama, es decir la Madre Tierra. En la provincia argentina de Corrientes, por el contrario, suspenden una jornada de Carnaval a causa de que habrá elecciones al día siguiente, con la preocupación sobre la preservación de grandes reservas del agua. En Chile, Santiago peinó la muñeca. En la localidad colombiana de Barranquilla se respira el Carnaval con la batalla de flores. Todo para que reine la felicidad, por un par de días.

4 comentarios:

Común dijo...

Hola!!!!!!!!!!!

En lo personal tengo una dicotomía, me encantaría estar en esa fiesta de carnaval, pero a su vez me da miedo, es como una gran marea, digo por la cantidad de personas que lo visitan.

Con tu comentario en mi blog, me has hecho emocionar, alguien de tan lejos a mencionado a mi querido PEHUAJO, gracias (soy de allí), es un honr para mi que visitaras mi casa.

Un abrazo de oso.

Jeza dijo...

"La madre tierra no dió el honor para este carnaval"
Él transmite indudablemente alegría. Dibuja sonrisas que, se nota, son genuinas.
Igualmente, no hablo específicamente del carnaval de Gualeguaychu o el de Río de Janeiro, sino del carnaval que cada uno elige crear y festejar.

Gracias a vos por alegrarme y emocionarme con tan simples palabras.
Abrazos!

Lety dijo...

Hola Martín, si no fuera porque te leo, me hubiera olvidado del martes de carnaval, por aquí por estas tierras, pasa casi desapercibido, y eso que somos fiesteros, pero más religiosos que fiesteros

Gracias por tender tu mano en amistad

Martin Bolivar dijo...

común: me alegra que tengas ese sentimiento de la tierra que te vio nacer, de tu tierra y de tu gente.
jeza: tienes razón, cada uno elige crear y festejar, una gran verdad.
lety: gracias por comentar y el carnaval lo vive cada uno a su manera, coincidiendo con el post anterior.