martes, diciembre 26, 2006

Adiós al Rey del soul

El cantante estadounidense James Brown se ha ido, dejando para este mundo cruel la potencia y energía de su garganta. Su voz resuena ahora, aún más y Geropaaa se escucha a los cuatros vientos. Su muerte llega en Navidad, también con la agonía de Fidel Castro, que no puede recibir la visita de su amigo Gabriel García Márques, prohibida desde las altas esferas, mientras el reformador Raúl Castro reprocha la burocracia y el maquillaje de cifras sobre la agricultura de la isla donde ha quedado la silla vacía a la espera de nuevos acontecimientos. En Nueva York, muchos dominicanos conservan la tradición de estas fechas. Unas fechas en que se apaga la energía, la potencia y la fuerza de James Brown al mismo tiempo que se desvanece el ímpetu del Comandante en jefe cubano.

2 comentarios:

Maquiavelica dijo...

En efecto murio un Rey¡¡¡ q nos deleito con su voz¡¡¡
q buena musica dejo¡¡¡¡
besos y un abrazo

Kostas H. dijo...

No sólamente resuena su voz: estuve viendo en estos días unos dvds titulados LA HISTORIA DEL ROCK y, cómo no podía faltar el MISTER DINAMITA...¡¡y si le viérais moverse!!!, uahhhhhh, como él decía: "no puedo parar porque tengo hormiguitas en los pies"..., demasiado pal body...