miércoles, diciembre 13, 2006

La conciliación frente a las demandas retrógradas

El funeral del ex dictador chileno Augusto Pinochet no sirvió para otra cosa que para aflorar la polémica entre las diferencias del espíritu de conciliación de los chilenos, propuesto por la presidenta del país suramericano, Michelle Bachellet, y las demandas retrógadas de los descendientes del fallecido que siguen defendiendo el golpismo militar antidemocrático. Conciliador se muestra el presidente boliviano, Evo Morales, que alaga a su homóloga chilena como la Reina de Suramérica por su propuesta de diálogo con respecto a la posiibilidad de una salida al mar para Bolivia.
Estas aproximaciones
entre gobiernos latinoamericanos seguramente no gusten a los Estados Unidos, a pesar de que tienen intenciones de acercarse a sus vecinos disidentes. La BBC inicia una encuesta en la que pregunta si iniciativas como la de América Latina en Acción Solidaria (ALAS), en la que cobra protagonismo la cantante mexicana Shakira, sirven de verdad para algo, teniendo en cuenta el populismo predominante en los gobiernos de la región que buscan el voto fácil de las clases más desfavorecidas para mantenerse en el poder. La solidaridad, en este caso, también puede ser otra demanda retrógada como la de los familiares del ex dictador Augusto Pinochet que abogan por el golpismo militar.

1 comentario:

Clarice Baricco dijo...

Leyendo tu perspectiva y te doy la razón.

Saludos