miércoles, octubre 17, 2007

El hambre nuestro de cada día no es una telenovela

Si los católicos piden a Dios el pan de cada día, los latinoamericanos recuerdan el hambre nuestro de cada día a sus gobernantes. Es que miles de damnificados por la crecida de dos ríos caudalosos claman por un plato de comida en Honduras. Y las mujeres mexicanas son las más discriminadas. Es evidente que la deuda externa de los países pobres tiene su peso a la hora de disponer de alimentos para el sustento diario, según denuncia David Ortiz, de la oenegé Desarrollo España. Otra cuestión, no menos preocupante, es la producción de biocombustibles con maíz, el caballo de batalla del presidente brasileño, Lula da Silva, que propone su revolución en África,
ante la mirada atónita de los expertos
de Naciones Unidas. En este sentido, cabe apuntar que para la producción de cinco litros de etanol se requieren 230 kilos de maíz, una cantidad que serviría para alimentar a un niño durante un año. La polémica está servida en bandeja, en medio de la desunión de opiniones y decisiones entre los mandatarios de la región. La presidenta de Chile, Michelle Bachellet coincide con el primer ministro italiano, Romano Prodi, abogando por la globalización de la prosperidad equitativa en la lucha contra la pobreza. La Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO en inglés) de las Naciones Unidas alerta sobre las nueve millones de bocas infantiles que no reciben el alimento diario adecuado. Es el hambre nuestro de cada día en una Latinoamérica convulsa y violenta, según el venezolano, Boris Izaguirre, finalista del Premio Planeta quien afirma en España que las telenovelas son el único fenómeno cultural que une a toda la región.

5 comentarios:

Arcangel Vulcano dijo...

El dilema que genera la producción de etanol o alimentos, sin duda crea muchas preguntas y reflexiones; muy interesante tu enfoque amigo Martín.

En cuanto a la respetable opinión de Boris Izaguirre sobre las telenovelas y la región Latinoaméricana, no podemos compartir su criterio; aunque admitimos que las telenovelas resultan un curioso fenómeno cultural y sociológico digno de ser estudiado. Claro, que Latinoamémerica es mucho más que eso y su potencial es incalculable, a pesar de tantas calamidadades que padece...

Saludos.

Mini2008... dijo...

importante es que alguien comience a preocuparse de estos temas, ver que probablemenete la "torta" no se ha repartido justamente y que hay mucha gente que muere a diario de hambre... excelente tema, buen enfoque... gracias por pasar por mi blog, saludos!

Blog de Kekox dijo...

en Mexico acaban de prohibir el uso de maiz para etanol, por seguridad nacional.

en Brasil es diferente la situacion, porque la caña de azucar da mas etanol que el maiz, por el clima de ese pais la caña es mas facil de cultivar, cosa que no pasa en usa

NORKA dijo...

Martin antes que nada gracias por pasar por mi casa, un detallazo de tu parte no habia venido a verte pero siempre te veo en los comentarios de Waiting mi pana.

... Izaguirre tan buen periodista que lo perdimos, fenomeno novelas totalmente cierto, total globalizacion en eso.

UN BESO DE CHOCOLATE VENEZOLANO.

E dijo...

La produccion de alimentos para el consumo debe ser prioridad para paliar este problema en Latinoamerica y en segundo plano para paliar la carencia de combustibles fosiles o si se quiere darle un sentido mas ecológico para proponer nuevas alternativas de combustibles. Hay que tambien reconocer que se deben plantear modelos de desarrollo sostenible para hacer que las tierras destinadas a la agricultura se preserven y amplien con el fin combatir este mal. Creo que es obligación de la FAO de buscar soluciones practicas a este problema y dejar de escribir informes que ya no son conocidos por gran parte de la población latinoamericana.
Algo curioso que mencionaste es sobre la discriminación sobre la mujer en la region, en especial en Mexico... nadie ha dicho algo sobre ese punto.
Saludos y gracias por participar en mi blog.