martes, junio 05, 2007

El poder de los sobornos en los negocios turbios

Gafas oscuras, gorra y barba la usan para ocultar el rostro y no ser reconocidos los que andan en negocios turbios, como la venta de droga y otras minucias. A estos personajes se los suele ver en las películas y en los bajos fondos de la realidad de cualquier barrio marginal o dentro de un cochazo con cristales opacos en un gran ciudad. Sin embargo, no tienen ni comparación con la falta de transparencia de algunos países. En Nicaragua se echa en falta la credibilidad por los procesos electorales, en un país al cual no se puede votar en las elecciones si se reside en el extranjero y es muy difícil fundar un nuevo partido político. En Chile, la cultura del secretismo del poder es responsable de la mala percepción ciudadana sobre los jueces. En Panamá se ponen en tela de juicio las donaciones privadas
a cambio de favores políticos.
Al Gobierno de Uruguay se le reprocha que haga poco o nada con el blanqueo de dinero de activos derivados de la evasión fiscal. El informe de la organización Transparencia Internacional pone en el banquillo de los acusados a Argentina, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Paraguay y Perú. Rechazamos la política, no nos gusta, porque conocemos la política corrupta y contaminada a la que nadie pone freno. Poderoso caballero es Don Dinero, el de los sobornos.

4 comentarios:

migramundo dijo...

El fin justifica los medios, aunque suene a frase hecha y a rancio. Saludos.

Martín Bolívar dijo...

migramundo: es verdad.

Blog de Kekox dijo...

gracias por el comment.

si tienes toda la razon, es una cochinada el mundo gracias a la facilidad de mover el dinero, pero ya no hay manera de volver a el sistema de trueque

Martín Bolívar dijo...

blog de kekox:es la realidad, aunque los estados deberían buscar la forma de controlar los movimientos de dinero para que el reparto de la riqueza sea más justo.