jueves, agosto 16, 2007

Extranjeros con suerte y con papeles


Con orgullo, los extranjeros vienen a mostrar, desde lejanas latitudes, parte de su rica cultura. Bienvenidos sean los extranjeros cuando llegan con papeles. Entre lágrimas y sonrisas, un encuentro feliz fue el de la argentina María del Carmen Tormo con su prima segunda española, María Covadonga Pilar. La imagen capta el momento en que ambas se abrazaron por primera vez, se besaron y sintieron el contacto íntimo que une no sólo a los familiares sino a los descendientes de los inmigrantes, aún a miles de kilómetros. María del Carmen Tormo es directora de la Compañía Municipal de Danzas Argentinas de Ituzaingó, provincia de Buenos Aires, que llegó hasta Avilés, Asturias, para participar en el Festival Folclórico Internacional, organizado por el Ayuntamiento en colaboración con la agrupación Sabugo, ¡Tente firme!. Las zambas, chacareras y tangos
cruzaron el Atlántico
para entrelazarse con el Cantábrico, como el abrazo fraterno de Carmen y Covadonga. La confraternidad del encuentro folclórico sirvió para demostrar que las tradiciones, las costumbres y la idiosincracia de los pueblos van por delante de todo. El folclore es universal como el fútbol. Latinoamérica es una cantera de jugadores de fútbol que recalan en Europa sin problemas, todo porque tienen los papeles en regla. Los extranjeros que llegan sin los papeles se les discrimina y se les encasilla como "ilegales", como explica con todas las de la ley el periodista gallego Guillermo Pardo en su blog MIGRAMUNDO.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

gente que busca (y encuentra) gente.

siempre eso es un motivo para celebrar. Y tu post se encarga de ello

El Perro
http://vidadeperros.blogspot.com

migramundo dijo...

He visto algunos de estos reencuentros y te dejan la garganta bloqueada de tantas emociones contenidas y no tanto. Gracias por citarme, enlazarme y visitarme, así como por comentarios siempre alentadores. Saludos.

Martín Bolívar dijo...

anónimo (vida de perros): gracias por tu comentario. Lo celebramos todos juntos.
migramundo: faltaba más.