domingo, enero 28, 2007

El poder de la televisión

Telesur es una cadena de televisión que comienza a transmitir en Europa, bajo los auspicios de Venezuela, Cuba, Argentina y Bolivia. El presidente Hugo Chávez tiene un programa de televisión propio los fines de semana y, en Colombia su presidente no podía ser menos y copia esta estrategia mediática. Chávez vuelve a ser noticia, una vez más, porque un grafólogo reconoce que es falsa la firma de Fidel Castro, estampada en un escrito que mostró públicamente el mandatario venezolano. El poder de la televisión a costa de la miseria de los pueblos, de sus
mendrugos y migajas,
porque nadie sabe el gasto que supondrán las emisiones. Las economías latinoamericanas no dan para que todo el mundo coma pero, eso sí, hay que hacer publicidad de los supuestos logros en el extranjero. Las noticias de unos logros que podrán servir para sacar pecho y resaltar el lujo que suponen las transmisiones por televisión en el Viejo Continente. Más que publicidad, muchos latinoamericanos quieren
trabajo y sueldos dignos
que no conseguirán, con toda seguridad, con las emisiones televisivas de unos países que, desde Latinoamérica, siguen siendo los campeones de la injusticia social y de la pésima distribución de los ingresos, cuestiones que no saldrán, por supuesto, en las imágenes de Telesur, cadena despreciada en México, y que deberá competir en un territorio como el Europeo donde los culebrones hispanoamericanos han dejado de atraer a la teleaudiencia y donde habrá que competir con Euronews, que cubre las noticias de toda Europa y sus noticias llegan a nada menos que 121 países.

3 comentarios:

Daniel de Witt dijo...

Telesur es una iniciativa excelente. Y sí se muestra la pobreza de Latinoamérica.
Telesur contribuye a contrarrestar el tóxico mediático de las cadenas como CNN, FOX News, etc., y le da voz a quienes habitualmente no tiene voz.
Por ejemplo, fue decisiva Telesur para dar a conocer el fraude que sufrió López Obrador en México.
Martín, cuando Telesur llegue a España miralo, y verás que cambiarás de opinión.
Un abrazo.

Martin Bolivar dijo...

Eso espero, gracias por tu opinión esclarecedora que enriquece el post. Creo que tienes razón en el sentido de que es muy fuerte la influencia de la CNN y otras cadenas similares.

byrongio dijo...

no es posible hablar de la pobreza de latinoamerica sin hablar también de la desigual repartición de la riqueza, concordaremos que somos mendigos viviendo sobre miles de recursos que lamentablemente aquellas empresas privadas que tanto defienden ciertos medios de comunicación se llevan.

En la mente corta y simple de los pueblos se puede encontrar que lo que más y primordialmente necesitan es trabajo y sueldos dignos, cuando la verdad es que necesitan: Salud, Educación, trabajo y sueldo justo, que no es lo mismo y ni siquiera es igual.

Saludos.