sábado, noviembre 24, 2007

¿Hasta cuándo?


Comprensión, tolerancia y autocontrol. Son las tres cosas que, como mínimo, les pediría a los hombres para evitar la violencia de género, aceptando la invitación de la periodista vasca JuneFernández en su recomendable web Puntos Suspensivos, siguiendo una sugerencia del Foro de Hombres por la Igualdad. Tengo que volver a hablar una vez más, porque se le merece, a otro periodista, en este caso gallego, Guillermo Pardo, que ha venido siguiendo el tema de la violencia contra las mujeres en las últimas semanas. De sus reflexiones he extraído comentarios interesantes y enlaces no menos sustanciosos y jugosos, como si se trataran de alimentos vitales. Si les he pedido algo a los hombres, a las mujeres (y también a todo el mundo)
les pido que no callen,
que se atrevan a denunciar los malos tratos, porque el silencio nos hace cómplices y nadie hablará de ellas cuando mueran, según Lápices para la paz. Se hace necesario cambiar la mentalidad de la fuerza bruta por el diálogo que siempre ha de ser más productivo, como publica Migramundo. Y me veo obligado a publicar una nueva referencia de la página web mencionada, asegurando que tratar a la mujer
como un subproducto social,
como viene ocurriendo desde siempre, es una patada en la cara. Sólo basta con ser persona para no merecer un trato malo, ya lo decía Gorgo, esposa del rey Leonides, sin mujeres no hay espartanos. La Huella Digital despotrica, y con mucha razón, contra la Telemierda, por el caso del joven que al recibir la negativa de una chica rusa para contraer matrimonio, frente a las cámaras de la televisión, decidió apuñalarla hasta la muerte. La violencia aparece socialmente como una posición de dominio. En México la llaman feminicidio, en Brasil se denuncian las
agresiones directas silenciosas
hacia las mujeres, por lo que en Latinoamérica habrá 16 jornadas dedicadas contra la violencia de género. En España, un sindicato denuncia la violencia en el trabajo contra las mujeres y el Gobierno plantea medidas para evitar los malos tratos contra las mujeres, mientras el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, anuncia que ha acordado con cuatro empresas importantes la posibilidad de que contraten a mujeres víctimas del maltrato. El periodismo reacciona en Valencia. Las víctimas, si son mujeres inmigrantes, tienen seis veces más de probabilidaes de ser asesinadas. Sólo en España, alrededor de dos millones de mujeres son víctimas del salvajismo cavernícola de los acosadores. ¿Hasta cuándo?...

7 comentarios:

migramundo dijo...

Estoy convencido, Martín, de que debe reforzarse la educación en este sentido y redistribuir los roles infantiles para lograr superar los prejuicios de sexo. Primero somos personas, luego mujeres y hombres. Tu post es muy completo y elaborado. Gracias por tus referencias al mío. Un abrazo.

Jorge Lorenzo dijo...

Hola, pues muchas gracias por el comentario y muy interesante el video. Me he tomado la libertad de colgarlo en mi video-blog.
Pasaros y lo veréis.

Saludos

ava gardner dijo...

ojalá no tengamos que hacernos más la pregunta que dejás al final.

un beso.

DULCE dijo...

Hola Martin!!!
Aqui estoy, devolviendo tu amable visita a mi blog.
Un tema muy duro, el que posteas, ojala, no hubiera mas ojala!!!
Aqui en Argentina se haran desde el 1º de diciembre, Jornadas educativas con el fin de concientizar a cualquier persona que ha padecido de maltratos fisicos o siquicos.
La consigna es NO CALLAR!!!
Besos argentinos
Dulce

June Fernández dijo...

Gracias por aceptar mi reto. Me ha encantado tu entrada, muy completa y elaborada, como dice Guillermo. Sólo cambiaría la palabra tolerancia por respeto. Pero vaya, me quedo con que das una visión global muy acertada y datos muy importantes de varias realidades. Besos.

Martín Bolívar dijo...

migramundo: coincido en la importancia que debe darse a la educación desde los primeros años de vida.
jorge lorenzo: agradecido por tu comentario.
ava gardner: ojalá sea así.
dulce: me parece estupenda la iniciativa. Retribuyo los besos.
june fernández: gracias por tu amable comentario y acepto el cambio de la palabra tolerancia por respeto. Me gusta cuando en los comentarios se vierten opiniones que cambian el concepto del post original y lo mejoran. Gracias por tu aportación.

Waiting for Godot dijo...

Es así, que no callen! Besos.