martes, noviembre 20, 2007

La frescura de una cerveza en el desierto

Un mal día lo tiene cualquiera. Hoy amanecí agobiado, cansado, con ganas de tirar la toalla después de escuchar siempre la misma cantinela, de leer los mismos mensajes refritados, dados vueltas, repetidos hasta el cansancio como si nos quisieran incrustar la anestesia de un pensamiento único para que dejemos de pensar y nos convirtamos en dóciles robots, en fieles amanuenses, en rastreros súbditos bajo el poder dominante de las noticias. Y tuve la intuición luminosa de recurrir a Migramundo y leer los blogs que le gustan. Entre ellos encontré un texto estupendo que merece la pena leer en la página Entrenómadas. La mente se me aclaró como si hubiera bebido una cerveza fresca en medio del desierto. Hoy ya me he ganado los garbanzos. Je :) ...

8 comentarios:

entrenomadas dijo...

Gracias, Martín,
sobre todo porque nos llovieron insultos, tuvimos que suprimir comentarios y sólo al final nos dejaron en paz.
Creo que nos quedamos cortas, a mí estos días escuchar los medios de incomunicación han hecho que me deprima.
Un abrazo

LUIS AMÉZAGA dijo...

A mí no me gusta, que mientras España condona la multimillonaria deuda de Nicaragua, su presidente se dedique a insultar a las empresas españolas que fueron a invertir en un país que por su culpa carece de seguridad jurídica. Pero nos aguantamos, claro.

Eifonso Lagares dijo...

Has elegido dos muy buenas bitácoras.
Un mal día lo tenemos todos.
Ánimo que después de uno mal viene uno bueno.
Saludos

Conciencia Personal dijo...

La negación total, absoluta, quizás no hay opciones, sólo decir no, no, no me gusta...

Saludos, monique.

Blog de Kekox dijo...

como estas Martin, no te desanimes, asi nos pasa a todos algunas veces en la vida, que bueno que te despabilaste pronto

Makiavelo dijo...

El agua de la lluvia bien dosificada es buena para los cultivos, seguí tus pasos hasta Entrenómadas y me quedé perplejo.

Los problemas son siempre una buena fuente de inspìración.

Saludos.

Waiting for Godot dijo...

Bendita sea esa persona que te ha traído las ganas de vuelta. Besos.

migramundo dijo...

En cualquier desierto se puede encontrar agua, basta con escarbar un poco. Tú lo has hecho y ya ves. Espero que no te ahogues. Cuidate. Un abrazo, compañero.