viernes, noviembre 23, 2007

'España, perdiste'


El monumento al tango mira al Río de la Plata desde Puerto Madero, en Buenos Aires, como una metáfora de la salida de argentinos al exterior, invirtiendo la llegada de inmigrantes del siglo pasado. Estela Tubino, coautora de la escultura con Alejandro Coria, reafirma la importancia de que los argentinos necesitaban una confirmación "de que lo nuestro vale". El escritor y bloggero argentino Hernán Casciari (en la fotografía), por su lado, se toma el tema de la inmigración en clave de humor en su último libro 'España, perdiste', y entre nostalgias y pérdidas de amigos denuncia el descenso de la cantidad de horas de lectura en el baño, la falta de solidaridad de las españolas que no ceban mate en las madrugadas futboleras mundialistas y la ausencia de quioscos para comprar productos argentinos, a pesar de que una empresa española ya comercializa el dulce de leche rioplatense. Según Casciari, en el exilio pierdes hasta el acento y te conviertes en una persona de ninguna parte. En Buenos Aires, los emigrantes españoles se preguntan quiénes son, en una muestra en el Museo de la inmigración. Es que todos somos de ninguna parte.




4 comentarios:

Evan dijo...

Supongo que se deben extrañar mucho las costumbres de tu patria en el excilio...

Aunque también creo, que los argentinos que vivenen el exterior, se llevan su mate, intentan por todos los medios conseguir dule de leche y todos lo que hace a tradiciones autóctonas...

Un beso Martín, me gusta mucho el cariño que ponñes en tus posts hacia mi país!

TICTAC dijo...

Si', en el exilio todos somos de ninguna parte a la vez que todos somos de todas partes, pero nunca iguales que como nos fuimos...se aprende mucho por el camino asi’ como se aprecia mas de donde venimos.
Peor es ser refugiado, profugo...arrancarse las raices, perder el pasado, temerle al futuro..recorrer caminos inciertos, desconocidos..con solo la esperanza en las manos.

Un abrazo Martin, feliz fin de semana!

ava gardner dijo...

lo entiendo. lo vivo. siendo una argentina que ha vivido la misma cantidad de años en su país natal que en uruguay, no me siento ni de un lugar ni de otro (y eso que estamos hablando de países que tienen puntos en común!). soy rioplatense? qué es eso? nada.

besos!

Waiting for Godot dijo...

Yo, sin embargo siento que pertenezco a muchas partes. Besotes.