martes, noviembre 06, 2007

Opresiones y represiones que retardan el progreso

Entre la opresión (privación de los derechos y de las libertades) y la represión (freno a la actuación política o social, generalmente desde el poder y haciendo uso de la violencia) existe un pequeño trecho que se muestra claro y evidente en la reciente historia de América Latina. Estados Unidos ordena la extradición del ex ministro boliviano Luis Arce Gómez, acusado de
genocidio, asesinatos y masacres sanguíneas
durante la salvaje dictadura del militar Luis García Meza. El argentino Martín Kohan gana el Premio Herralde de novela. Una novela que narra la historia de los alumnos oprimidos del elitista Colegio Nacional Buenos Aires durante los úñtimos años de la dictadura militar argentina impulsada en 1976 por el general Jorge Rafael Videla. La represión racial toma cuerpo en España y en Barcelona una doctora agrede a una enfermera ecuatoriana a la que tira al suelo y le lesiona un labio. En la misma región, un total de ocho jóvenes latinoamericanos, integrantes de una banda criminal, son acusados de haber asesinado un joven marroquí. La opresión y la represión afloran en Venezuela, con el cruce de acusaciones entre el presidente, Hugo Chávez, que acusa de traidor y peón de la derecha a un antiguo colaborador suyo, el ex ministro de Defensa, Raúl Baudel, que critica el golpe de Estado, que en su opinión, promueve la reforma constitucional que permitirá que Chávez se convierta en presidente vitalicio. La opresión y la represión retrasan el progreso social, económico, político y moral.

4 comentarios:

migramundo dijo...

Tu conclusión, Martín, no ofrece lugar a dudas y da, en pocas palabras, una lúcida explicación de por qué ciertas sociedades viven con el corazón en un puño. Quizá algún día vivirán con el corazón donde debe estar. Me saco el sombrero ante trabajo tan bien logrado, compañero. Un abrazo.

ava gardner dijo...

aunque ya no pases por mi blog, tengo una sorpresa para ti. pero tendrás que entrar a visitarme, si no, no sabrás de qué se trata!

un beso!

Waiting for Godot dijo...

Baduel, es mentiroso, cualquier cosa que diga así sea en contra del gobierno, debería ser tomado con sumo cuidado. Muchos besos.

Eifonso Lagares dijo...

Envidiablemente razonado y de lógica aplastante. El progreso y la libertad van de la mano.

Saludos