martes, noviembre 13, 2007

No se le puede pedir peras al olmo

La frase del Rey de España ¡que te calles! con la que tapó la boca al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, por haber calificado de "fascista" al ex presidente ibérico, José María Aznar, dio la vuelta mundo como reflejo del cierre de la XII Cumbre Iberoamericana, celebrada en Santiago de Chile. Quizás la anfitriona presidenta chilena, Michelle Bachellet falló como moderadora. Quizás hubo más que diferencias, ruptura. Marcelo Cantelli opina en el diario argentino 'Clarín' que
"el debate sobre cambios sociales merecía otras alturas",
reprochando a Chávez su "habilidad para perder el tiempo en reyertas vacías y estentóreas". El diario mexicano 'La Jornada' coincidió afirmando que el compromiso de crecimiento e inclusión social quedó opacado por el altercado verbal. La frase del Rey dio la vuelta al mundo haciendo correr ríos de tinta en los medios informativos latinoamericanos y europeos. 'El Universal' de Venezuela vislumbra una "rotura" en las relaciones internacionales. Para 'La Jornada' de México, el incidente "enturbió la Cumbre", asegurando que
"no le correspondía a Juan Carlos I callar a nadie.
A menos que quiera demostrar que en esas cumbres se hace lo que él ordena". En el Reino Unido, 'The SundayTelegraph' argumenta que "el incidente diplomático ocurrió en el día en que cientos de personas protestaban en la capital de Venezuela pidiendo el no en el referendo que el próximo mes puede abrir el camino para que Chávez permanezca en el poder indefinidamente". El diario alemán 'Frankfurter Allgemeine', asegura que "excepto los presidentes de Bolivia y Nicaragua y el vicepresidente cubano, la mayoría de los mandatarios parecían contentos de que el rey español dijera lo que ellos también pensaban". En Italia, 'La Republica', afirma que la anfitriona de la cumbre, la presidenta chilena Michelle Bachelet, tuvo que intervenir para tranquilizar al Rey". En 'La Jornada', por su parte, puntualiza José Blanco que " los estados débiles, con frágiles instituciones y
gobiernos corruptos
explican en gran medida un comportamiento de las empresas extranjeras, que no exhiben en sus países de origen". Añade, a continuación, que "los semiestados con gobiernos deshilachados, surgidos de partidos comediantes y corruptos, conformados en el espacio de una ciudadanía de muy baja intensidad, arrojan a menudo frutos agrios e inservibles como se vio en la XVII Cumbre Iberoamericana". Es que no se puede pedir peras al olmo. El columnista Ricardo Laferriere clava el bisturí a fondo en 'Diario exterior', afirmando que "Venezuela, Cuba, Ecuador y Bolivia, son los autoexcluidos en los que retumban los ecos del pasado, financiados por rentas que expropian a las generaciones futuras
dilapidando sus reservas
de petróleo y gas, desatando carreras armamentistas, cerrando sus fronteras, tensando sus convivencias, destrozando sus democracias, e instaurando en el escenario internacional un discurso de patotas (grupos, normalmente integrado por jóvenes, que suele darse a provocaciones, desmanes y abusos en lugares públicos, según la Real Academia de la Lengua) marginales". A reglón seguido añade que "la ubicación sensata no pareciera dejar dudas, si no fuera por el efecto depredador de
una chequera llena que habilita limosnas y chantajes"
y que recorre el continente corrompiendo dirigentes, financiando marginales, regalando recursos a quienes carecen de principios y organizando la difusión de su propuesta de atraso, autoritarismo, intolerancia y violencia". El articulista concluye diciendo que el Rey ha hecho muy bien en defender a los demócratas puntualizando que "estoy seguro de que en la conciencia íntima de millones de demócratas de este continente, su actitud ha significado un bálsamo frente a la asfixiante impotencia cotidiana".

5 comentarios:

migramundo dijo...

Al final, lo que ha quedado de esta cumbre ha sido el rifirrafe que deliberadamente provocó Chávez para llamar la atención, como en otro tiempo hacía Castro. Para el diario de sesiones han quedado los acuerdos, que los hubo, derivados de los contactos políticos y diplomáticos que servirán para ejecutar algunos proyectos entre países. La política, y la publicidad, es lo que tienen. Saludos.

TICTAC dijo...

Me ha encantado este resumen, da una panoramica muy clara de las diversas reacciones...
Yo estoy de acuerdo con Ricardo Laferriere. Su analisis es tan realista como doloroso..
Y Chavez? el hizo lo que sabe hacer mejor: provocar para alimentar su egocentrismo.

Un abrazo

LUIS AMÉZAGA dijo...

Buen repaso.

El Navegante dijo...

Los mandatos divinos, o elegidos por lamentables errores, siempre adolecen de los mismos vicios.
Y me hago cargo de lo acaecido en mi tierra taNtas veces,que nadie se sienta ofendido, por favor.
Pero los encumbrados lo serán por los siglos de los siglos, y los caudillos que se adoran a sí mismos, nunca dejarán de hacerlo, pase lo que pase.
Un abrazo Martín.

Waiting for Godot dijo...

Ahora Chávez amenaza con controlar al mínimo detalle lo que hacen las empresas españolas en Venezuela, como si no lo hiciera ya, pero bueno hombre, qué verguenza.