jueves, marzo 29, 2007

El más ridículo habla español, je :)

Sí, insisto, hasta el más ridículo habla español. La frase es propiedad del escritor mexicano Carlos Fuentes: "Hace unos años había una especie de vergüenza de hablar en español, sin embargo, hoy hasta el más ridículo de los americanos (en clara alusión al presidente estadounidense George Bush) habla en español para ganar votos". El Congreso Internacional de la Lengua, que se celebra en Cartagena de Indias, Colombia, da mucho que hablar, más que nada porque el castellano está vivo y hay que cuidarlo. El protagonismo del habla latinoamericana, con la aceptación de los modismos y giros del subcontinente, se propone como apuesta de consolidar el español como
segunda lengua internacional,
avalado con su actual capacidad de intensidad de crecimiento. Hasta los periodistas culturales alzan la voz, reniegan a seguir languideciendo sepultados por la información del mundo del espectáculo y de la farándula rosa. El caso más evidente, al menos, es justamente en España. Falta imaginación y decae la calidad de lo escrito con la fiebre de lo espectacular. En Cartagena de Indias nace un nuevo diccionario del estudiante, útil con más de 30.000 vocablos para contrarrestar el empobrecimiento del lenguaje, el hecho de que en la última década los jóvenes hayan pasado del uso de 1.400 voces a 600. En Cartagena de Indias tuvo cabida hasta un debate sobre género y racismo, que se coló fuera del orden del día programado. En el congreso panhispánico de la lengua no le han podido robar la pluma a Cervantes y ha sido un merecido
homenaje al contador de historias,
Gabriel García Márquez. El mercado de los videojuegos abre nuevas perspectivas. Sin embargo, la Real Academia Española (RAE) evitó tomar una posición en cuanto al uso peyorativo del término gallego en algunos países latinoamericanos. El rock latino y la canción latina no quisieron faltar a la cita cumbre del idioma, con la protesta del cantautor argentino Fito Páez quien arremetió contra la globalización opinando que sólo quería parecerse a su barrio. Aplausos, por favor, al español y a todo lo que conlleva.

6 comentarios:

Tamara Blue dijo...

Me fascina mi idioma, usado con maestría, buena ortografía y armonía es sin duda capaz de crear los escritos más sublimes del planeta.

Martín Bolívar dijo...

tamara blue: has expresado muy bien lo que supone escribir y hablar con propiedad, es lamentable que sea algo excepcional. Parece que a la gente no le interesase expresarse correctamente con la belleza que tienen muchas palabras del español. Un cordial saludo.

LUIS AMÉZAGA dijo...

Sobre esto no vamos a discutir, me temo ;)

Martín Bolívar dijo...

luis amézaga: exacto...

Andrea dijo...

concuerdo cuando dices que a las personas no les interesa expresarse correctamente con la belleza que tienen muchas palabras del español; lo he visto y vivido y realmente me da pena pensar en quienes no tienen proyección...
Para mí la falta de indagar en la belleza para expresarse es sinónimo de carencia en proyección intelectual y de experiencias en la vida...
un abrazo

Waiting for Godot dijo...

Gabo, mi Gabo, siempre mi Gabo.