lunes, mayo 07, 2007

Curvas, músculos, popularidad y fortuna

La belleza latinoamericana se cotiza con curvas, músculos, popularidad y fortuna. Las chicas de La Factoría y Eddy Lover se catapultan desde Panamá, después de haberle ganado el corazón a los hispanoamericanos, con un vídeo distribuido a 47 países. El planeta también fija la mirada en la hermosura de los monumentos y entre las siete maravillas del mundo moderno quedan como finalistas la pirámide de Chichen Itza, en México; Machu Picchu en el Perú; las estatuas de la isla de Pascua, en Chile y el Cristo Redentor de Río de Janeiro. América Latina es
el continente de la esperanza
y así lo confirma el papa Benedicto XVI, dos días antes de su llegada al Brasil donde se encontrará con las protestas de homosexuales y feministas, aparte del asesinato de un periodista que denunció una red de prostitución. El Vicario de Cristo deberá enfrentarse en el país suramericano a los seguidores de la Teoría de la Liberación. La esperanza también se respira en Cuba, con la apertura cultural en La Habana, donde la televisión proyecta la película Fresa y Chocolate, que reivindica el derecho a la discrepancia y que había sido censurada. La esperanza es lo último que se pierde, aunque a veces haya que esperar demasiado.

5 comentarios:

Gaiar dijo...

Si, demasiado, demasiados años años esperando, y demasiada desesperacion, demasiados muertos, demasiada injusticia, demasiado.

LUIS AMÉZAGA dijo...

He visto la foto de las chicas de La Factoría, y en efecto, son todo "corazón".

Arcangel Vulcano dijo...

Martín, a pesar de todo lo bueno y lo malo, debemos intentar siempre mantener la esperanza.Las palabras del Papa las presiento enmarcadas dentro de un contexto de gran potencial humano y de toda índole, que sabemos que existe en latinoamérica.

Por lo demás, es cierto que los pueblos olvidados están cansados de aguardar por mejoras sustanciales, está llegando el tiempo de dejar de esperar y comenzar a cosnquistar los cambios...

Un gran saludo.

Waiting for Godot dijo...

Espero que no tengamos que esperar mucho, a veces me pongo nostálgica y escucho a Rubén Blades buscando a América y pienso en la esperanza. Un abrazo.

Martín Bolívar dijo...

gaiar: demasiado de todo lo malo, haría falta algo bueno algún día.
luis amézaga: je :) esas chicas sí que tienen un gran corazón, por supuesto.
arcangel vulcano: Esperanza y cambios, es lo que todos deseamos.
watiting for godot: hay que buscar a América con esperanzas, como Rubén Bladez y como tú lo pides.