miércoles, mayo 30, 2007

El mercado global de esclavos

Los inmigrantes son las víctimas del mercado global de esclavos, desde los tiempos del Imperio romano, las invasiones de tibus bárbaras a Europa y el traslado de los excedentes de población de España e Inglaterra hacia América y Australia, respectivamente. En la Unión Europea hay unos tres millones de latinoamericanos que han huído de la miseria de sus países. Desde Paraguay se escapan, cansados de buscar comida en la basura. Y el crecimiento de la población de inmigrantes se hace notar en Italia, Suiza, España y Gran Bretaña. Sin embargo, las expectativas
no coniciden con la realidad
del destino elegido. En Japón hay 300.000 inmigrantes latinoamericanos y salen a relucir en la prensa los crímenes y delitos de los extranjeros. En Estados Unidos el sueño americano se transforma en pesadilla para los 12 millones de latinoamericanos indocumentados. Canadá elogia la riqueza multicultural de los que llegan de fuera. Los locutorios en España se transforman en los refugios de inmigrantes que se comunican con sus familiares y amigos lejanos con la ayuda de Internet, olvidando la lucha por conseguir el permiso de residencia que les permita vivir en paz y tranquilidad. El periodista gallego Guillermo Pardo define con precisión el
fenómeno
de la inmigración en su página web Migraciones, afirmando que no es un problema sino una consecuencia de varios factores azuzados por la siempre codiciosa mente humana. La emigración gallega ha sido un ejemplo en Latinoamérica y en Buenos Aires resalta el Museo de la Emigración Gallega, donde se refleja el factor de crecimiento económico y social aportado por los gallegos en el sector de servicios, en bares, cafeterías, hoteles o restaurantes, así como en talleres artesanales e imprentas situados, principalmente, en la capital de la República Argentina. Desde Galicia, expertos en Economía alertan de que el envío de remesas puede ser negativo si se transforma en un recurso dependiente de dinero a los países de donde son oriundos los inmigrantes. Las migraciones son un asunto que da mucho que hablar entre pena y dolor.

6 comentarios:

Ophir Alviárez dijo...

Hay fenómenos de fenómenos y el de las migraciones no dejará de serlo en la medida en que los gobiernos sigan trabajando en aras de los intereses de unos pocos y la mayoría -el pueblo- continue en el más completo abandono.

Te debía la visita desde hace ufff...

Cariños,

resonANSIAS MAGneticas dijo...

Bueno, esta de mas decir sobre lo que pasa en Mexico y su frontera Norte. estoy segura que ya lo sabes., asi que por hoy, solo un abrazo.

Conciencia Personal dijo...

Si lo sabremos nosotros los mexicanos, en busca del sueño de oro verde, un sueño sin futuro y lleno de muerte a veces.

Saludos Martín.


Monique.

Martín Bolívar dijo...

ophir alviárez: Es cierto lo que dices, el privilegio de pocos y el sufrimiento de muchos, las diferencias siguen siendo la moneda corriente de la región.
resonansias magnéticas: Lo que pasa con los inmigrantes mexicanos en la frontera del norte es la vergüenza de los estadounidenses y del presidente George Bush.
conciencia personal: el sueño frustrado del derecho a una vida digna.

[La otra agenda] dijo...

En el mundo hay riachuelos humanos que avanzan, empujados por la pobreza, la violación de sus derechos y el hambre. Y como el agua, no hay fronteras ni muros que lo detengan, siempre encontrará una forma de seguir adelante. Así debe ser y así será, cuando se trata de una cuestión de supervivencia.
Y ante esto, como dices, "el Norte" encuentra la forma de seguir sacando partido y hacer caja.

Magnífica relación de enlaces, enlazo desde [La Otra Agenda]
Gracias,

Martín Bolívar dijo...

[la otra agenda]: hacer caja, eso es, porque ya sabemos que 'Poderoso Caballero es Don Dinero'.