domingo, mayo 06, 2007

Mejor no leer esto

Estar a la cabeza del ranking de homicidios no es ninguna hazaña, todo lo contrario. Y América Latina destaca porque allí se comete el 42% de las muertes violentas del mundo. La violencia crece en la región. En Brasil, sin ir más lejos, se estima que el 90% de la población tiene un arma en su poder. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) , José Miguel Insulza, se lleva las manos a la cabeza por la alta tasa de criminalidad latinoamericana. Y no es para menos. En Chile procesan a cinco ex militares acusados de asesinar a opositores del fallecido dictador Augusto Pinochet. En Colombia, por su parte, hallan 105 cadáveres de víctimas de los paramilitares. Mejor no enterarse de nada.

6 comentarios:

Spooky dijo...

O mejor sí y pensar qué hacer al respecto. Bueno, yo necesito tiempo para madurar y pensar en buenas soluciones, porque si me preguntan ahora sonaría como la reencarnación de Hitler y estaría alimentando el círculo vicioso aún más.

Crismar dijo...

Te faltó Venezuela... 40 muertes en un fin de semana... estamos en guerra y no lo sabemos... Gracias por visitar mi blog!!

Carlos dijo...

...lástima que en esa fosa de cadáveres colombiana haya padres, hijos, hermanos...que nadie reclamó...
...que aún crean vivos...

Abrazo

Martín Bolívar dijo...

spooky: eso es, los gobernantes latinoamericanos deberían hacer los deberes y encontrar soluciones a los problemas de la región.
crismar: gracias por tu aportación, es una pena que eso ocurra en tu país.
carlos: la tristeza de las desapariciones forzadas y de las muertes, de la destrucción de familias enteras, en medio de una guerra entre hermanos.

Waiting for Godot dijo...

Sí, es mejor.
Comentarte me encanta pero ese filtro de confirmar la palabra a veces es un poco Tarantiniano , esta vez me tocó mbckwbf, es cruel... besos.

Herberth Cea dijo...

Vivo en El Salvador y la tasa de criminalidad es la segunda del continente (o la primera), y eso que Colombia está en guerra. El promedio diario ronda entre los diez a trece asesinatos diarios.
Lamento hablar con tanta naturalidad, pero es lo que se mira todos los días acá.

Para contrarrestar el flagelo de la delincuencia, está un ejército de empresas de seguridad privada, haciendo el papel de la policía para su grupo o empresa a quien defienden.Y hay estructuras de poder en torno a lo lucrativo de estas empresas de seguridad, y hay gente en altos cargos de gobierno que tiene su "empresita".

El Salvador tiene muchas cosas, buenas y muy buenas, entre otras cosas las que he dicho anteriormente son muy malas. Saludos.