domingo, septiembre 02, 2007

Aquí hay hambre

En Argentina, el país de la carne, han muerto 12 indígenas por desnutrición en una provincia norteña. Las desigualdades constituyen una violencia social que se transforma en violencia delictiva en América Latina, lo dice en Argentina la especialista en temas de seguridad, Viviana Ocaña . Más del 30% de los venezolanas vive en el umbral de la pobreza y 270.000 niños reciben ayuda con la música en la Orquesta de los Pobres. Evidentemente, aquí hay hambre.

7 comentarios:

fgiucich dijo...

Si, es cierto pero hoy domingo, el diario Clarín de Buenos Aires, publica un interesante reportaje sobre la nueva ola migratoria de europeos y estadounidenses hacia Argentina, buscando mejor calidad de vida. Vaya contradicción, no? Abrazos.

peregrina dijo...

La Red Solidaria Nacional de caridad dijo que 60 niños por mes estaba ingresando a los hospitales por severa desnutrición y 400 eran tratados como enfermos ambulatorios. Doloroso pero necesario posteo.
Me trajo google buscando información sobre el tema.
Un saludo

Carlos dijo...

Gracias por la información.
Buena semana Martín y elmente agradecido por tus solidarias palabras en mi blog.

Abrazo hermano.

fernando dijo...

Nunca un gobierno debería permitir que un ciudadano suyo pasará hambre. Debería ser la primera necesidad atendida.

dull dijo...

Mucha hambre y en todos lados, ni siquiera las migajas son bien compartidas.
La hambruna y su guadaña.
saludos Martin!

June Fernández dijo...

Hace poco comentaba con una amiga argentina la percepción que en España se tiene sobre su (¿vuestro?) país. Creo que al ser la mayoría blancos y asociarlos a un nivel intelectual alto (buenos músicos, psicoanálisis...) en España ni nos imaginamos que pueda haber tales tasas de hambre y analfabetismo. Nos resulta más visualizable la pobreza en África o en países con más indígenas como Bolivia.

Dalva Maria Ferreira dijo...

"Carne" ... es metafórico, porque yo, por ejemplo, soy vegetariana. Pero ni imagino como deve ser el dolor del hambre: semilla de revolución, degradación de la persona, crimen!