martes, septiembre 04, 2007

Música a los cuatro vientos

Desde el merengue, la salsa y la bachata en Puerto Rico, la música latinoamericana se desparrama por el mundo. El cantante colombiano Juanes lanza en campaña internacional su nuevo título 'Me enamora', después de haber participado en un festival solidario a favor de los damnificados por el terremoto de Perú que dejó cerca de un millar de muertes a su paso. La orquesta Ensamble de Venezuela continúa con sus conciertos por Europa y el cuarteto argentino Les Luthiers vuelve, una vez, a España con sus 40 años de historias a cuestas y la Encomienda número 1 de la Orden de Isabel la Católica, concedida por el país hispano, a pesar de que en un vídeo de mofan de los conquistadores españoles. Remozan el arte y la artesanía del humor. La música latinoamericana se expande a los cuatro vientos.

5 comentarios:

Goldfinger dijo...

Ami que no me quiten al maestro Juan Luis Guerra.

Saludos

Daniel Mercado dijo...

Tienes razón, la música latina puede invadir y contaminar el mundo con su alegría. Desde melodías y estilos tan variados como los que citas, ofrece al mundo, ese que es nuestro mayor capital, la capacidad de sentir la fiesta.

FZeroX dijo...

También es importante e interesante cómo gente joven está metiéndose en esta música, a veces modificándola un poco, pero dejando el alma, como es el caso del Tango, que cada vez tiene más adeptos en todo el mundo.

Puede que el Tango sea melancólico y no tan alegre como la música de Centro América, pero es una gran expresión no sólo de la mentalidad nostálgica argentina, sino musical.

Jorge Lorenzo dijo...

Hola, tienes toda la razón, sobremanera Les Luthiers humor del que poca gente hace.

Un salud

Martín Bolívar dijo...

goldfinger: No hay que olvidarse del maestro Juan Luis Guerra, por supuesto.
daniel mercado: es cierta esa capacidad de sentir la fiesta entre los latinoamericanos.
fzerox: el tango sigue vigente en varios países, lo que demuestra su solidez como música popular, no sólo en Argentina.
jorge lorenzo: Les Luthiers son únicos en su manera de hacer humor.