sábado, septiembre 29, 2007

La orden para imponer el orden

Recuerdo a un profesor de Historia que tuve cuando estudiaba en Buenos Aires, nunca diré su nombre por prudencia, quien en la primera clase nos preguntó si había en el recinto algún policía o familiar de algún agente del orden. El silencio que cubrió la respuesta le animó a comentarnos que desde los principios de la Humanidad siempre se eligió al más bruto para imponer el orden, y de esa premisa nacieron los cuerpos policiales. Si te pones a pensar, una persona que necesita un arma para imponerse debe ser por la escasa capacidad de su cerebro. El origen de la palabra Policía proviene del latín 'politia', y a su vez del griego 'politéia', es decir organización política o gobierno. Argentina despide al símbolo de la tortura, con la desaparición de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), situada en Buenos Aires y que se convertirá en una especie de museo de la memoria, como para que no se olvide que en ese sitio se torturaba y se mataba a opositores a la dictadura del general Jorge Rafael Videla a mediados de la década de los año setenta, con la complicidad de la jerarquía de la Iglesia católica y el Vaticano. Los 130.000 desaparecidos son la vergüenza latinoamericana desde Argentina hasta México, pasando por otros países como Colombia. En Centroamérica forman parte de
la deuda social.
En vez de practicar el dicho de "haz bien sin mirar a quién", la Policía de Brasil dispara balas sin mirar a quién. Según la página web Mangas Verdes, al presidente estadounidense, George Bush, no le importa ser un policía malo, sin poder negar que lleva una estrella de sherif del Lejano Oeste clavada en el alma. Uno de cada diez soldados en la guerra de Irak son de origen hispano en la Policía más poderosa del mundo, el Ejército de Estados Unidos, según el comentario del blog Migramundo. Los desaparecidos son la emoción que aprieta por dentro para el grupo mexicano Maná, interpretando la letra escrita por Rubén Blades. Los dictadores usan la fuerza brutal de la Policía por ser la única forma de mantenerse en el poder.

3 comentarios:

Dalva Maria Ferreira dijo...

Exatamente como dizia Maquiavel, se você não pode ser amado, é bom ser temido. Os fins justificam os meios, na cabeça desses ditadores de plantão.

Blog de Kekox dijo...

muy buena cancion Martin, muy buena letra

quien fue el que dijo que la inteligencia militar era una contradiccion? y es que para ser de las fuerzas publicas, es necesario que no pienses y solo obedezcas al jefe, que ser humano con dignidad asesinaria a un jefe de familia solo por que se lo ordenan?

un saludo

Martín Bolívar dijo...

dalva maria ferreira: estoy contigo.
blog de kekox: me alegro que te haya gustado la letra de la canción. El poder maligno usa todos sus medios para mantenerse.