lunes, septiembre 17, 2007

La violencia de las desigualdades

Latinoamérica reacciona contra la violencia, generada por las desigualdades, según algunos expertos. La inseguridad ciudadana, la industria del delito, los ajustes de cuenta del narcotráfico se incluyen en una lista que se completa con las masacres, ejecuciones extrajudiciales y desapariciones. El Salvador encabeza el triste ranking de la violencia, con 68 asesinatos cada 100.000 habitantes en el año 2006. En América Latina se denuncian los casos de paramilitares reconvertidos al narcotráfico y el asesinato de periodistas. En buena parte de estos países,
el poder es autoritario y prepotente.
La artista plástica colombiana Doris Salcedo expone en Londres su obra contra la violencia y en Argentina se buscan fórmulas para combatirla. Indígenas guatemaltecos usan el poder de la palabra para convencer a las bandas juveniles asesinas, las maras, a que entreguen las armas y se rehabiliten. Una mayoría, contra la violencia de las minorías que promueven las desigualdades, mientras el presidente colombiano, Álvaro Uribe, rechaza la propuesta de mediación de su homólogo venezolano, Hugo Chávez, para negociar con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) un intercambio de rehenes secuestrados por guerrilleros presos.

8 comentarios:

Soviet dijo...

me ha gustado tu blog, esperemos que desaparezcan esas desigualdades y problemas que se están dando actualmente en toda latinoamerica.
Considerame un amigo.

http://mundosoviet.blogspot.com

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Espero que algún dia se acabe la violencia en todo el mundo. O por lo menos, que se reduzca muchísimo

un abrazo

ale dijo...

Agradezco el vínculo hacia el artículo de los vecinos de San Juan Sacatepéquez. Espero que el gobierno ofrezca alternativas a los nuevos "desarmados." San Juan es famoso por el incremento en la violencia en los últimos años, así que me alegré de leer que lograron algo positivo.

Saludos

Makiavelo dijo...

Me alegro por conseguir que esos jóvenes dejaran las armas. Las maras son algo serio.

Uribe, lo tiene dificil, con tanta presión, y reducir la violencia en Argentina lo veo complicado y más cuando hace unos días un gendarme baleó a la periodista Adela Gómez.

No soy un mal educado, no me olvidé de la artista, lo que ocurre es que su obra no me dice nada por las fotos, será cuestión de darse un viajecito para ver los muebles.

Debemos seguir sonriendo a pesar de todo.

Un saludo.

Daniellha dijo...

Martín...la violencia es lo que abunda, en el caso de los dos mandatarios el de Colombia y él de mi país, tengo mis reservas. Hay que vivir aquí para conocerlo. Es el protagonista princípal de la violencia, de la división del país, de la mediocridad de las instituciones y mejor no te cuento porque es muy triste.
Besos.

La Revolución de las Costillas dijo...

¡Plata para el que trabaja!

Basta de desigualdad. Sueldos dignos. En eso está Chile hoy. ¿Lo logrará?...

K-ti-K dijo...

es parte de un problema mucho mas grande... no es algo que vaya a desaparecer... ya es parte de la cultura de muchos paises!!!
Esto debido a que las brechas entre paises ricos y tercermundistas es cada vez mas grande!
Por ahora lo que podemos hacer es educar a los ninos, ponerlos a estudiar, para que las revoluciones sean mas de pensamiento que de armamentismo!
Saludos Martin!

Martín Bolívar dijo...

soviet: debemos denunciar las desigualdades para desenmascar a los culpables y buscar soluciones a favor de la vida digna de los ciudadanos.
fernando sanchez postigo: hago votos porque se termine o se reduzca la violencia, como tu bien dices.
ale: apoyo tus deseos.
danielha: los ciudadanos debemos organizarnos para elegir a los mejores candidatos a la presidencia y a los políticos que le acompañan para mejorar la situación de cada país.
la revolución de las costillas: esperemos que se avance para que haya sueldos dignos, que se repartan mejor las riquezas.
k-ti-k: haz hecho una reflexión con lucidez y sentido común, coincido. La educación es fundamental, principalmente para la formación de los políticos del futuro, para que puedan sacar a los países de los baches profundos en que viven.